•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los investigadores españoles intentaban este lunes establecer las causas de un accidente de autocar en que murieron 13 universitarias, la mayoría de ellas italianas, cuyas familias iban llegando al lugar para identificarlas mientras la región, conmocionada, respetaba dos días de duelo.

Las autoridades de Cataluña, región del noreste donde ocurrió la tragedia ayer domingo, anunciaron la nacionalidad de las víctimas en Tortosa, cerca del lugar del accidente, 180 km al sur de Barcelona.

"Estamos hablando de 13 chicas jóvenes, la más joven tenía 19 años y la mayor 25", informó el responsable regional de Interior, Jordi Jané. "Eran siete de Italia, dos de Alemania, una de Rumanía, una de Austria, una de Francia y una de Uzbekistán", precisó.

"Tengo el corazón partido por las víctimas italianas y las otras jóvenes vidas destruidas en el accidente en España", había escrito el domingo el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en Twitter.

Eran estudiantes universitarias que estaban en España en el marco del programa de intercambio europeo Erasmus y regresaban a Barcelona de madrugada tras haber pasado el sábado en las tradicionales Fallas de Valencia.

El accidente se produjo exactamente a medio camino, "en un punto negro" de la autopista, denunció la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes en un comunicado.

"Algunos alcaldes de la zona han denunciado que es un tramo donde han sucedido varios accidentes de tráfico a pesar de ser una zona de recta", explicó a la AFP una portavoz de la asociación.

Las autoridades, por su parte, achacaron el accidente a un error humano o a un problema técnico. "Se respetaron los tiempos de descanso que marca el tacógrafo", aseguró Jané. "Otra cosa es si durante los tiempos de descanso el conductor descansó lo suficiente o no", precisó.

"Algunas víctimas no llevaban cinturón de seguridad", subrayó. Muchas "han muerto porque quedaron atrapadas entre la chatarra del autocar y el asfalto", había explicado previamente a una radio catalana.

El conductor del autocar, un profesional de 62 años con gran experiencia, fue ingresado en estado grave este lunes en una unidad de cuidados intensivos por una contusión pulmonar. Será investigado por 13 presuntos homicidios imprudentes, pero dado su estado no podía declarar este lunes.

Un herido crítico, seis graves

El lunes había 24 heridos hospitalizados, 17 de ellos "en una situación de gravedad baja o media". "Seis personas están en situación grave y sólo un paciente está en estado crítico", precisó el responsable de sanidad del gobierno catalán, Toni Comín.

Por la mañana habían llegado a Tortosa las familias conmocionadas de seis de las víctimas. Intentado preservar su tranquilidad, las autoridades las alojaron en un hotel algo alejado del lugar de la tragedia.

Durante el día debían realizar identificaciones visuales y someterse a pruebas de ADN.

Los 26 pasajeros que no sufrieron daños regresaron a Barcelona, en cuya universidad se respetó a mediodía un acto solemne de duelo, con cinco minutos de silencio, en el que participaron entre otros el presidente regional Carles Puigdemont y la alcaldesa Ada Colau. La región decretó dos días de luto, este lunes y martes.

También el rey Felipe VI observó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas durante un acto oficial en Madrid.

El autocar accidentado era el último de un convoy de cinco que el domingo de madrugada se dirigían hacia el norte, regresando de las populares Fallas de Valencia, donde cada año arden en inmensas hogueras decenas de esculturas de madera a menudo con temas satíricos.

A las 06H00 (05H00 GMT), el conductor perdió el control del vehículo.

"El autocar se fue hacia la derecha, incluso había rastro de la rueda en la tierra del lateral (...) y de repente dio un golpe de volante, cruzó todos los carriles, cruza la mediana y queda cruzado en la vía sentido Valencia" antes de volcar, explicó Jané.

Fue entonce cuando un automóvil que venía en sentido contrario chocó contra él.

Unos 1.500 estudiantes de toda España, entre ellos 275 de la Universidad de Barcelona, habían acudido a Las Fallas, según una fuente universitaria. Muchos de los pasajeros de los otros autocares llegaron a su destino sin saber qué les había ocurrido a sus compañeros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus