•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía federal belga lanzó una orden de búsqueda y captura contra uno de los presuntos terroristas del atentado ocurrido en la madrugada del sábado en el aeropuerto de Zaventem que provocó muerte y destrucción. En la acción terrorista en el aeropuerto y en otra registrada posteriormente en la estación Maalbeek del metro de Bruselas se contabilizaban una treintena de muertos y unos 200 heridos. Centenares de personas que se encontraban en el aeropuerto escucharon dos fuertes explosiones que se produjeron en torno a las 07.15 GMT del martes.

La Policía publicó imágenes de una cámara, que captó a los supuestos autores de las explosiones, y en las que se ve a tres hombres, cada uno de los cuales empuja un carro de equipaje.

La foto muestra que dos de los hombres, vestidos de negro, llevan en la mano izquierda un solo guante, que podría haber servido para ocultar los detonadores de explosivos, según diversos medios.

El tercero, vestido con una chaqueta blanca y que lleva un gorro negro, estaría siendo "activamente buscado", según los diarios belgas. La acción terrorista  que ha dejado estupefacta a Europa y el mundo es atribuida al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Los atacantes del aeropuerto de Bruselas  llevaban "bombas en las maletas", indicó a la AFP Francis Vermeiren, alcalde de Zaventem (noreste de Bruselas) donde se encuentra el aeropuerto. "Vinieron en taxi con maletas, sus bombas estaban dentro de las maletas. Las pusieron en los carritos. Las dos primeras bombas estallaron. El tercero también puso su maleta en un carrito pero tuvo pánico, no estalló", dijo.

El fiscal federal, Frederic Van Leeuw, indicó que "dos personas probablemente llevaron a cabo un atentado suicida" este martes por la mañana en el aeropuerto de Zaventem.

La fiscalía lanzó además un llamado a testigos para identificar a un tercer hombre, cuya imagen difundió.

Otro atentado con bomba se produjo poco después en el metro de Bruselas, en la estación Maalbeek, en el corazón del barrio europeo. Al menos 20 personas murieron, según el alcalde del distrito Bruselas-capital, Yvan Mayeur.

Sin embargo, las autoridades belgas no dieron este martes por la noche un balance definitivo. Los atentados fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico.

Paralización 

Las autoridades de Bélgica, paralizada por los atentados dio prioridad a la asistencia a las víctimas, al tiempo que el Gobierno ha adoptado medidas de seguridad adicionales y elevado la alerta terrorista al máximo en todo el país. 

El primer ministro belga, el liberal Charles Michel, pidió a la población "calma y solidaridad", al tiempo que subrayó que "la prioridad es tratar a las víctimas", que, según informaron el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, y la ministra de Sanidad, Maggie De Block, ascienden a 34 muertos y 200 heridos. Según el diario La Libre, en los ataques del aeropuerto de Zaventem se utilizaron varias bombas, dos de ellas en la sala de entrada, mientras que la cadena de televisión flamenca VRT apunta a que un tercer explosivo habría sido encontrado. También se habrían encontrado otras armas en el aeropuerto, y otros medios indican que un fusil de asalto kalashnikov habría sido encontrado cerca del cuerpo de uno de los posibles atacantes-suicidas.

Horas después del atentado las autoridades ordenaron el cierre de los centros escolares y los estudiantes estuvieron confinados por varias horas en el interior de sus instalaciones.

El Centro de Crisis de Bélgica también pidió a las empresas de Bruselas, que por el momento mantuvieran a sus empleados en los centros de trabajo.

Este centro recoge y analiza las informaciones sobre riesgo de atentados y en función de esos datos las autoridades evalúan el nivel de alerta, que ayer se elevó al 4, el nivel máximo.

Líderes mundiales llaman a la unidad para vencer al terrorismo

Solidaridad. Dirigentes de todo el mundo llamaron a la unidad para "vencer al terrorismo" tras los atentados del martes en Bruselas, dirigidos, según dirigentes europeos contra "la Europa democrática".

Desde La Habana, el presidente estadounidense Barack Obama condenó los "indignantes" atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas que dejaron este martes al menos una treintena de muertos y unos 200 heridos. "Debemos estar juntos (...) en la lucha contra el flagelo del terrorismo", puntualizó.

En Moscú, el presidente ruso Vladímir Putin fustigó los "crímenes bárbaros" de Bruselas. "El terrorismo no tiene fronteras y es una amenaza a lo largo y ancho del mundo. Luchar contra este mal requiere la más activa cooperación internacional", añadió.

"Encomiendo a la misericordia de Dios las personas que han perdido la vida", dijo el papa Francisco mediante Twitter.

"Toda Europa ha sido golpeada" y debe tomar "las disposiciones imprescindibles ante la gravedad de la amenaza", declaró por su parte el presidente francés François Hollande.

-Ayudando a uno de los heridos-En un comunicado conjunto poco habitual, los 28 líderes de la Unión Europea (UE) así como los titulares de las instituciones europeas calificaron los atentados de "ataque a nuestra sociedad democrática abierta".

La Torre Eiffel se iluminará hasta el domingo con los colores de Bélgica, según anunció la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. También el complejo One World Trade Center de Nueva York (noreste de Estados Unidos) será iluminado el martes con los colores de la bandera belga, según el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

"Nunca dejaremos que los terroristas ganen", aseguró por su parte el primer ministro británico David Cameron, cuyo gobierno también desaconsejó a los británicos viajar a Bruselas, al tiempo que la jefa de gobierno alemana aseguraba que su país cooperará "de todas las maneras posibles" para "hallar, detener y castigar a los que son responsables de los crímenes de hoy". 

"La capital de nuestra Unión ha sido atacada (...) Nos comprometemos a vencer al terrorismo por medio de la democracia", afirmó el ministro de Relaciones Exteriores griego, antes de agregar en francés: "Somos todos bruselenses".

En España, el jefe de gobierno Mariano Rajoy destacó que "el terrorismo es una amenaza global contra la libertad y los derechos" y luchar contra él "es muy difícil, nos exige a todos perseverancia, dedicación, colaboración e inteligencia".

"No existe religión que ampare semejante fanatismo criminal", indicó, destacando que "la mayor parte de las víctimas del terrorismo yihadista son musulmanas".

“Con el corazón y la mente en Bruselas, Europa”, tuiteó por su parte el jefe de gobierno italiano Matteo Renzi. "Se necesita un pacto europeo por la libertad y la seguridad", agregó posteriormente.

Estado Islámico reclama en su portal de internet autoría del acto terrorista

Acción. El grupo yihadista Estado Islámico (EI), que controla partes de Siria e Irak, llevó a cabo los atentados de Bruselas, que dejaron al menos una treintena de muertos y dos centenares de heridos este martes. "Combatientes del Estado Islámico llevaron a cabo una serie de atentados con cinturones explosivos y dispositivos el martes contra un aeropuerto y una céntrica estación de metro de la capital belga Bruselas, (en) un país que participa a la coalición internacional contra el Estado Islámico", afirmó la agencia de noticias Aamaq.

"Combatientes del Estado Islámico abrieron fuego dentro del aeropuerto de Zaventem, antes de que varios de ellos detonaran sus cinturones explosivos, al tiempo que un mártir detonó su cinturón explosivo en la estación de metro Maalbeek", agregó en un informe publicado en su portal internet en inglés. 

Maletas explosivas 

Los presuntos terroristas, de los atentados de Bruselas, transportaban los artefactos explosivos en maletas que pusieron encima de un carro de equipaje del aeropuerto bruselense de Zaventem, informó ayer el diario "La Dernière Heure".

El periódico cita al alcalde de Zaventem, Francis Vermeiren, quien dijo que los tres presuntos atacantes del aeropuerto, visibles en una fotografía de una cámara de vigilancia, llegaron en taxi con maletas y dentro "estaban las bombas".

Según la misma fuente, depositaron sus maletas en un carrito y las dos primeras bombas explotaron.

La tercera bomba, según Vermeiren, fue puesta en una bolsa de viaje encima del carrito, pero al presunto terrorista "le ha debido de entrar el pánico, porque no explotó".

El taxista que les llevó al aeropuerto recordó que le había extrañado que no le dejaran ayudar con el equipaje, según el diario Het Laatste Nieuws, que indica que el plan original de estos hombres era viajar con cinco maletas a Zaventem. Los tres hombres habían pedido un coche grande y se enfadaron cuando llegó uno pequeño, en el que no cabían cinco maletas, según el relato del taxista. Ello hace pensar que su intención era poner más carga explosiva en el aeropuerto de la que finalmente fueron capaces de llevar.  

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus