•   Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE.UU., Barack Obama, explicó que el objetivo de Estados Unidos es que, como consecuencia del restablecimiento de las relaciones y la relajación de restricciones a Cuba, empiece a haber "más pequeños negocios en la isla, más viajeros estadounidenses" y un aumento de las remesas para los cubanos.

"Creando esos espacios de oportunidad y esperanza, con el tiempo empezará a haber cambios, y la gente ya no pensará que tiene que irse a Miami, sino que puede quedarse en Cuba", apuntó Obama cuando informaba sobre un encuentro que sostuvo con disidentes del gobierno cubano. 

"Mi esperanza es que cada vez que pueda volver (a Cuba) veamos más libertad y prosperidad en la isla y que los lazos entre nuestros dos pueblos sean cada vez más fuertes con el tiempo", agregó. 

Obama explicó que sus hijas, Malia y Sasha, tuvieron la oportunidad de hablar con los nietos del presidente Raúl Castro durante la visita y que confía en que "las próximas generaciones (de estadounidenses y cubanos) no retengan algunas de las cicatrices del pasado".

"No tengo dudas de que eventualmente va a haber cambios" en Cuba, subrayó el mandatario. En sus intensas 48 horas en la isla, el presidente estadounidense no olvidó al emergente sector privado que ha surgido con las reformas económicas emprendidas por el gobierno cubano: los "cuentapropistas" a los que Obama prometió ayudar y con los que conversó en un foro de negocios entre Cuba y Estados Unidos. 

El viaje de Obama ha dejado imágenes para la historia, como la de un presidente de Estados Unidos en la Plaza de la Revolución de La Habana, rindiendo homenaje al héroe nacional José Martí y fotografiado con la efigie del Che Guevara a sus espaldas.     

Denunciará violaciones 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió ayer a los trece disidentes cubanos con los que se reunió en La Habana que seguirá denunciando "decididamente" las violaciones de derechos en Cuba, pero que continuar con la política de aislamiento dificultará cualquier cambio en la isla. 

"Me he reunido con varios disidentes, algunos que apoyaban nuestra política y otros que creían que recompensa o valida al Gobierno actual", dijo Obama en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense ESPN mientras asistía a un partido de beisbol en La Habana. "Les he explicado que seguiremos denunciando decididamente las cosas que consideramos importantes, pero que el aislamiento, en cierto modo, daba poder a aquellos que no querían ver cambios" en Cuba, añadió. 

Obama comentó que "un par" de los disidentes con los que se reunió ayer "habían estado ayer mismo en la cárcel y uno de ellos todavía tenía cortes, como consecuencia de las esposas" en sus muñecas. Pero aseguró que con la anterior política de aislamiento no podría haber hecho lo que hizo hoy, "hablar a toda la población cubana" en un discurso en La Habana "sobre el extraordinario éxito que han logrado los estadounidenses al tener libertad de expresión, de religión y la capacidad de empezar sus propios negocios".   

Los símbolos  

El presidente Barack Obama consiguió transmitir su mensaje a los cubanos, pero el verdadero logro de su histórica visita a La Habana puede reposar en la fuerza del simbolismo y su impacto a futuro sobre la ideología del régimen cubano.

El presidente Raúl Castro tendrá que enfrentarse a un escenario nuevo en los próximos meses. El viaje sin precedentes de Obama pone en aprietos el discurso ideológico del régimen, apoyado desde hace medio siglo en la perversidad del imperialismo estadounidense.

Obama ganó, Raúl perdió 

"Obama ganó el partido, pero Raúl no lo perdió", consideró Arturo Lopez-Levy, politólogo de la Universidad de Texas Río Grande Valley, en Estados Unidos. "Obama tenía que lograr que la política de desmantelamiento del embargo sea irreversible y para eso necesita que Raúl Castro sea un socio", explicó este profesor universitario cubano. Para Raúl Castro se trataba de demostrar que es "un buen anfitrión y que pese a su edad es lo suficientemente flexible como para obtener los éxitos que se le negaron a su hermano Fidel", añadió. A menos de tres semanas de un congreso del Partido Comunista que debe delinear la orientación política del país en los próximos años, Raúl Castro tiene la oportunidad de definir el alcance de los cambios que vendrán.

Jorge Duany, del Cuban Research Institute de la Universidad de la Florida, ve probable una mayor apertura económica, pero descarta cambios en la orientación política.

"La visita estaba destinada a profundizar los lazos entre los dos países en el comercio, los transportes y las comunicaciones, así como el contacto entre sus pueblos. Es improbable que tenga un efecto sobre la reforma electoral que definirá el próximo congreso del Partido Comunista", concluyó el experto.

Defiende su asistencia a partido de beisbol

Washington/EFE. El presidente Barack Obama, defendió su asistencia a un partido de beisbol en La Habana después de los atentados de Bruselas de ayer  porque, dijo, que de otro modo estaría siguiendo el dictado de los terroristas. "Siempre es un reto cuando ha ocurrido un atentado terrorista en cualquier parte del mundo (...) Quieres ser respetuoso y entender la gravedad de la situación, pero toda la base del terrorismo se sustenta en el intento de alterar la vida normal de la gente", señaló Obama a la cadena de televisión estadounidense ESPN mientras veía el partido entre la selección cubana y los Rays de Tampa Bay. 

En este sentido, rememoró el momento en que el pelotero dominicano David Ortiz, de los Medias Rojas de Boston, afirmó en televisión, antes de un partido, tras los atentados del maratón de Boston de 2013: "Nadie nos va a dictar nuestra libertad. Sean fuertes". "Ese es el tipo de resistencia y de fortaleza que debemos continuar mostrando frente a estos terroristas. Ellos no pueden derrotar a EE.UU.", subrayó Obama.

El mandatario explicó así su decisión ante los llamados de varios aspirantes a la candidatura presidencial republicana, como el gobernador de Ohio John Kasich y el senador Ted Cruz, de que debería haber regresado inmediatamente a EE.UU. tras conocer la gravedad de los atentados de Bélgica.       

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus