•   La Habana  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuba volvió hoy a la normalidad tras la visita del presidente de EE.UU., Barack Obama, que ha dejado en la isla significativos mensajes y varios acuerdos de índole empresarial, mientras La Habana se prepara ahora para otro evento histórico: el concierto de The Rolling Stones.

El miércoles de resaca de la visita, la prensa cubana, toda oficial, destacó en sus portadas la despedida de Raúl Castro al presidente norteamericano y publicó artículos con mirada crítica sobre el discurso que dirigió a los ciudadanos de la isla.

"No somos opositores a los Estados Unidos, somos hermanos de la gente de bien, sencilla y creadora y le tendemos la mano a su gobierno, siempre que esté dispuesto a respetar el camino elegido por Cuba, que tanta sangre y sacrificios costara", publica en su portada Granma, el órgano oficial del Partido Comunista (PCC, único).

En el interior del diario, un articulista advierte de que el modelo de sociedad al que aspira Cuba "no es la corrupta Miami, como propone Obama con insólita candidez", y se pregunta por qué el Gobierno de EE.UU., que ha reconocido como fallida la política de aislamiento, no pide también perdón por el "inmoral" embargo.

Obama llegó el martes a los hogares cubanos con un discurso transmitido por televisión, que entre los ciudadanos de a pie consultados por Efe ha provocado reacciones mayoritariamente positivas por su tono de respeto y la variedad de temas que tocó.

A Carlos, un orfebre privado, de 35 años, le confirmó que Obama "es un hombre inteligente, informado de las cuestiones concretas que interesan al cubano de a pie".

"Me pareció muy estimulante la manera en que habló a los cuentapropistas como yo, que tenemos aspiraciones de tener nuestros propios negocios, el reconocimiento del talento de los cubanos que se debe aprovechar para hacer avanzar más el país y la recomendación de que hagamos innovaciones sin copiar", comentó.

Cristina, maestra jubilada, resaltó el enfoque "positivo y respetuoso" de una intervención que abordó "muchos temas sensibles y muy profundos" y dio esperanzas de que la relación bilateral "puede ser mejor en el futuro", aunque no le convencieron sus planteamientos sobre la democracia "pese a que reconoció que en su país no es perfecta".

"Con unas partes estamos de acuerdo, con otras no, pero este país ha llegado hasta aquí bloqueado", recordó hoy en declaraciones a Efe el artista plástico Alexis Leyva "Kcho", quien no obstante dijo reconocer y entender el valor de Obama y el giro político que ha dado hacia Cuba.

Quienes siguen impactados por el paso del presidente de EE.UU. por la isla son los trabajadores del paladar (restaurante privado) "San Cristóbal", donde Obama y su familia cenaron en su primera noche en Cuba: "Todavía estamos en shock, no lo esperábamos y realmente fue una experiencia inolvidable", dijeron hoy a Efe.

El "San Cristóbal", ubicado en la popular barriada de Centro Habana, planea preservar y exhibir la silla y la dorada taza de café que usó Obama en el local y llamar a partir de ahora "Salón Presidencial" al área donde cenó.

Además de intenso, el paso de Obama fue fructífero en cuanto a acuerdos empresariales, principalmente en el sector turístico, el más favorecido con el "deshielo" por la flexibilización de las condiciones para que los estadounidenses puedan visitar Cuba, donde todavía no pueden hacer turismo.

Uno de los más destacados es el suscrito por el grupo estadounidense Starwood para operar dos hoteles en La Habana: es el primer acuerdo bilateral de Cuba con una empresa hotelera de EE.UU. desde 1959.

Además el portal de alquiler de viviendas Airbnb anunció una ampliación de su licencia por la que turistas de todo el mundo y no solo de EE.UU. podrán alojarse en las 4.000 residencias que la empresa tiene en Cuba, mientras que Booking.com será la primera estadounidense de reservas de hoteles en línea que operará en la isla.

También el principal operador mundial de cruceros Carnival Corporation anunció estos días que el 1 de mayo realizará su primer crucero de Miami a La Habana tras recibir la aprobación del Gobierno cubano.

Y tras el paso del "huracán Obama" por la isla, Cuba toma fuerzas para la llegada de otro: el de The Rolling Stones que también harán historia el próximo viernes, con un concierto en La Habana que está llamado a convertirse en el acontecimiento musical más importante en décadas en el país caribeño.

En la Ciudad Deportiva de la capital ya está listo el escenario de un concierto que será gratuito y al aire libre y al que se espera que acudan unas 400.000 personas.

En un vídeo divulgado en su página web, Mike Jagger y sus compañeros saludan a sus seguidores en la isla con un "¡Hola Cuba!" en español y aseguran sentirse "muy felices" ante su actuación del viernes.

"Hemos tocado en muchos lugares increíbles, pero este concierto en La Habana será histórico para nosotros", señala Jagger que llegará el jueves a La Habana junto al resto de la mítica banda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus