•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un fiscal de Nueva York anunció el miércoles que no solicitará la prisión del policía que fue declarado culpable de matar a un joven negro el mes pasado en un barrio de Brooklyn.

Peter Liang, de 28 años, fue declarado culpable de homicidio involuntario por un jurado popular el 11 de febrero, e inmediatamente fue devuelto a la policía. Puesto en libertad, el uniformado podría ser sentenciado hasta 15 años de prisión.

"Liang no tiene antecedentes judiciales y no presenta ninguna amenaza futura para la seguridad pública", declaró el fiscal de Brooklyn, Kenneth Thompson, recomendando someter al uniformado a un periodo de prueba de cinco años, su arresto domiciliario por seis meses con vigilancia electrónica y 500 horas de servicio comunitario.

El fiscal agregó que transmitió su recomendación al juez que debe pronunciar la pena sobre Liang el 14 abril.

El 20 de noviembre de 2014, el joven policía mató a Akai Gurley, de 27 años y quien no estaba armado, en una escalera mal iluminada de un bloque de viviendas públicas de Brooklyn, donde patrullaba junto a un colega.

Peter Liang, de origen chino, se había unido a la policía 11 meses antes.

El uniformado afirmó durante el proceso que no se dio cuenta que había alguien en la escalera cuando el arma se disparó accidentalmente, según declaró.

Las investigaciones demuestran que la bala rebotó contra la pared antes de impactar a Akai Gurley, padre de una pequeña niña.

Los fiscales afirmaron durante el proceso que el policía había disparado después de escuchar un ruido, y denunció que el uniformado ignoró a su víctima agonizante y no llamó a sus superiores ni pidió socorro inmediatamente.

Sus abogados describieron a un joven policía "aterrorizado" quien había perdido todas sus capacidades después de disparar.

"Como ya lo he dicho, no hay vencedores aquí. Pero la pena que yo pedí es justa y equitativa (...). Desde el inicio, este caso trágico ha sido un asunto de justicia y no de venganza", agregó el fiscal.

La muerte de Akai Gurley se suma a otras muertes de negros desarmados a manos de policías, reavivando las tensiones raciales en Estados Unidos y causando varias manifestaciones en diferentes ciudades del país.

Es inusual en Estados Unidos que un policía en funciones sea juzgado por haber matado a alguien.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus