•   Austin, Texas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El estado de Texas, en EE.UU., ejecutará este miércoles a John Battaglia por matar hace 15 años a sus dos hijas de 6 y 9 años, crímenes que cometió para vengarse de su exesposa.

Todo ocurrió el 2 de mayo de 2001, cuando Battaglia supo que su exesposa, Mary Jean Pearle, lo había denunciado por amenazas.

Battaglia, de 60 años, ya estaba condenado por agredirla y estaba en libertad condicional bajo el compromiso de no hablar, ni amenazar, ni acosar a la mujer ni a las niñas, Faith y Liberty.

Sin embargo, el individuo no cumplió las condiciones de su condena y dejó un mensaje amenazante en el buzón de voz de su exesposa, lo que llevó a la mujer a denunciarlo de nuevo.

A sabiendas de que existía una orden de arresto en su contra, Battaglia recogió a las niñas para una visita concertada y las llevó a su apartamento, ubicado en el centro de Dallas (Texas).

Al rato, se puso en contacto por teléfono con la mamá de las niñas e hizo que Faith le preguntara: "Mami, ¿por qué quieres que papi vaya a la cárcel?".

Fue entonces cuando Battaglia las mató, con Pearle al otro lado del teléfono escuchando los siete disparos que acabaron con la vida de las pequeñas Faith y Liberty.

Cuando la Policía llegó al apartamento, Battaglia ya había huido. Lo detuvieron horas después en un salón de tatuajes después de que se grabara dos rosas en el brazo simbolizando a las niñas que acababa de asesinar.

La ejecución está programada para las 18.00 hora local (23.00 GMT) en la prisión de Huntsville, cercana a Houston.

Cuando reciba su inyección letal, se convertirá en el sexto preso ejecutado este año en Texas y el décimo en todo EE.UU.

Georgia, por su parte, tiene previsto ejecutar este jueves a Joshua Bishop por asesinar a dos personas en 1994. Será la tercera ejecución del año en este estado sureño.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus