AFP
  •   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres pandillas de El Salvador decidieron prorrogar ayer un cese de los homicidios, que habían decretado el pasado fin de semana a cambio de que el Gobierno desista de aplicar medidas excepcionales para combatirlas.

"Se ha cumplido (la tregua), se ha visto la baja (de los homicidios), las estadísticas hablan por sí solas", declaró uno de los pandilleros encapuchados que brindó declaraciones a medios de comunicación.

Las pandillas formularon el nuevo llamamiento a sus bandas para que detengan los asesinatos, en momentos en que las autoridades reconocen que hubo baja en el número de muertes violentas.

Llamado a mareros

"Hoy en día hemos hecho el llamado a nuestra gente (pandillas) de que terminada la medianoche, lo que son las 72 horas, a que le demos continuidad, que prorroguemos esto, (es decir) que se continúe la baja de homicidios", subrayó el pandillero.

El domingo, las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y las dos fracciones del Barrio 18 ordenaron a sus miembros el cese de "todo tipo de homicidio a nivel nacional" para "demostrarle al pueblo y al Gobierno que no hay necesidad de poner medidas (excepcionales) que solo vienen a violentar la constitución de la república".

El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, rechazó cualquier negociación con las maras.

"No hay ninguna negociación con ninguna estructura criminal. La PNC es la menos interesada en que procesos de este tipo (pactos) se den en el país", declaró Cotto.

Los miembros de las pandillas pidieron a sus miembros que "vean la manera de cuidarse" y que "tengan paciencia", y que no caigan en provocaciones del ejército y de la policía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus