•   Lisboa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El líder del principal grupo de la oposición en Brasil, Aécio Neves, defendió hoy la formación de un Gobierno de transición liderado por Michel Temer y de carácter no partidista como mejor salida a la hipotética caída de Dilma Rousseff como presidenta.

En declaraciones a los periodistas en Lisboa, donde participó en un seminario de índole jurídica y constitucional, el presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) precisó que su formación apoyaría a ese nuevo Ejecutivo encabezado por el actual vicepresidente, pero sin participar en él directamente.

"No tenemos interés en participar formalmente en un Gobierno que no sea elegido por voto popular", aseguró Neves, quien reveló que ya mantiene reuniones con miembros de su partido para elaborar una "agenda con cinco o seis puntos esenciales para la transición", encaminada a reclamar una "reforma política" que sirva como base de un "cambio en el sistema de Gobierno" en el futuro.

"El PSDB no ambiciona llegar al poder por vías transversales, esperaremos a las elecciones (...) Para nosotros el calendario que las fija en 2018 es el adecuado", recalcó.

En su opinión, la actual crisis que vive el país se debe no a la acción de la oposición, sino "a la pérdida de legitimidad" del Ejecutivo de Rousseff "por las ilegalidades cometidas".

"Hay una crisis que está empujando a la población a presionar al Parlamento para que lance el 'impeachment' (juicio político)", insistió Neves, quien rechazó las acusaciones de que en Brasil se está produciendo un intento de golpe de Estado.

"Hoy Brasil vive su plenitud democrática, con sus instituciones funcionando de forma totalmente adecuada y será precisamente la fuerza de nuestras instituciones lo que nos permitirá superar este 'impasse'. No hay ninguna posibilidad de ninguna salida a esta grave crisis que no respete la Constitución", aseveró.

El líder opositor acusó a Rousseff de ofrecer cargos públicos "a quienes estén dispuestos a mantener a la presidenta en el cargo como si ofrecieran bananas en un mercado".

La ruptura con el Gobierno del Partido del Movimiento Democrático Brasileño liderado por Temer, anunciada el martes, agravó la crisis y llevó a Rousseff a intentar retener a algunos de los ministros de esa formación y a abrir negociaciones con otras.

"Veo incluso a sectores del Partido de los Trabajadores (liderado por la propia Rousseff) que ya comprenden que la salida de la presidenta puede ser el mejor camino para la supervivencia de la formación", consideró Neves.

El presidente del PSDB defendió, asimismo, la integridad de la comisión de diputados que debe encargarse de decidir si existen condiciones jurídicas para el "impeachment".

"Si el Gobierno no consigue ni siquiera un tercio de los apoyos en la Cámara, es que ya perdió las condiciones de gobernar", insistió el líder opositor, para quien no investigar los crímenes cometidos sería una violación de la Constitución.

Neves participó en el cuarto seminario de derecho luso-brasileño, titulado "Constitución y crisis" y que generó polémica en Brasil por la presencia de líderes opositores al Gobierno de Rousseff.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus