•   Teflis, Georgia.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los intensos combates entre tropas de Armenia y Azerbaiyán reavivaron ayer el conflicto por el control del enclave de Nagorno Karabaj, cuya soberanía enfrenta a ambos países desde 1988.

Los enfrentamientos, que tuvieron lugar "a lo largo de toda la línea del frente", son los más cruentos desde la entrada en vigor del alto el fuego en 1994, que puso fin a una guerra que causó unos 25,000 muertos.

Como es ya práctica habitual, Armenia y Azerbaiyán se acusaron mutuamente de violar el alto el fuego, hostilidades en las que habrían muerto tanto militares como civiles, según informan medios locales en todos los países del Cáucaso.

A primera hora de la mañana estallaron los choques armados en la frontera de Nagorno (Alto) Karabaj, iniciados supuestamente por el Ejército azerbaiyano, que habría lanzado una ofensiva general con armamento pesado para "romper las líneas enemigas", según Armenia.

"Por primera vez desde el alto el fuego de mayo de 1994, el enemigo empleó toda clase de armamento: aviación, artillería pesada y lanzaderas de misiles", denunció Albert Andrián, portavoz de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj.

Al repeler ese ataque azerbaiyano, las tropas armenias y de armenios karabajíes habrían asestado numerosas bajas al enemigo, entre las que figurarían un número indeterminado de soldados y varios helicópteros, tanques y drones.

"Los combates continúan", informaron ambos bandos en sendos partes militares.

Fuentes oficiales karabajíes dieron cuenta de la muerte ayer de dos niños durante los bombardeos de Azerbaiyán, que utilizó las temidas lanzaderas múltiples de misiles Grad, uno de cuyos proyectiles cayó en el recinto de una escuela.

  • Las dos naciones se acusaron mutuamente  de violar el alto al fuego.  Las hostilidades cobran más muerte de civiles y militares.

La intensidad de los combates obligó a las autoridades separatistas del Karabaj a evacuar a la población civil de la zona fronteriza con Azerbaiyán y trasladarla al interior y a la capital de la república, Stepanakert.

"Las fuerzas armenias, tras repeler al enemigo y causarle grandes bajas, controlan plenamente la situación", aseguró Ovik Abraamián, el primer ministro armenio.

La escalada de la tensión en Nagorno Karabaj, donde las escaramuzas de mayor o menor magnitud son constantes, cogió a los presidentes de Armenia y Azerbaiyán de viaje en Washington, donde asistían a la cumbre nuclear.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus