•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco, en un gesto inédito, pidió hoy recoger fondos el próximo 24 de abril en las parroquias de Europa durante la misa del domingo para destinarlos a paliar la acuciante situación que se está viviendo en Ucrania.

Tras la misa de hoy dedicada a la Misericordia, Francisco anunció esta iniciativa a favor de "quienes se encuentran en estas tierras golpeadas por la hostilidad, que ya ha causado varios miles de muertos, y a quienes -más de un millón- se han visto obligados a abandonarlas ante la grave situación".

Pidió "una generosa donación" a los fieles y "un gesto de caridad que, además de aliviar los sufrimientos materiales, quiere expresar mi cercanía y solidaridad y la de toda la Iglesia con Ucrania".

Para apoyar la petición del pontífice argentino, que demuestra seguir muy de cerca la complicada situación en el este de Ucrania y en la frontera ucraniano-rusa, la página web de la Radio Vaticana publicó un artículo en el que alerta sobre las carencias humanitarias en el país.

Necesitan ayuda, según datos de la radio oficial del Vaticano, "800,000 personas que se encuentran desplazadas" en territorios bajo control del Gobierno ucraniano, así como 2,700,000 personas en zonas bajo control de los separatistas prorrusos en el este del país.

Cerca de medio millón de personas tienen "una urgente necesidad de recibir alimentos", pero las principales carencias son sanitarias, con alto riesgo de la difusión del sida y de la tuberculosis.

Faltan anestésicos e insulina y la mayoría de las operaciones se realizan sin anestesia, constata la Radio Vaticana.

Para 1,300,000 personas el acceso al agua potable corre peligro, y son continuos los cortes del suministro de gas y electricidad.

En la situación más dramática se encuentran los niños, pues unos 200,000 menores han tenido que abandonar sus casas y refugiarse en otras regiones alejadas del conflicto.

"Uno de cada cuatro niños ucranianos es un desplazado", asegura la emisora.

Los fondos recogidos en la colecta serán repartidos como ayuda humanitaria para todos los necesitados y en cooperación con todas las representaciones religiosas del país, donde los católicos son cerca del 10 por ciento, explica la Radio Vaticana.

Fuentes vaticanas explicaron a Efe que se trata de un gesto especial del pontífice, pues nunca la Iglesia Católica había convocado una colecta para una situación de emergencia puntual.

El objetivo del papa es alertar sobre una situación humanitaria que le preocupa mucho y que ha perdido la atención en los medios de comunicación a pesar de su gravedad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus