•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Estados Unidos anunció hoy que destinará 589 millones de dólares, en su mayoría procedentes de fondos ya aprobados para combatir el ébola, a la lucha contra el zika ante la inacción del Congreso para aprobar los 1.900 millones solicitados por el presidente Barack Obama en febrero.

"El Congreso debe actuar inmediatamente", enfatizó en una conferencia telefónica con periodistas el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca, Shaun Donovan, al aclarar que esos 589 millones "no son suficientes" para enfrentar la "amenaza" que representa el zika.

De esos 589 millones de dólares que el Gobierno ha identificado para poder usar rápidamente contra el zika, un total de 510 son fondos aprobados el año pasado para combatir la epidemia global de ébola.

Donovan afirmó que el hecho de que se vayan a usar esos casi 600 millones no cambia la petición de fondos de emergencia de Obama al Congreso, que sigue siendo de 1.900 millones de dólares dentro del presente año fiscal, que concluye el próximo 30 de septiembre.

Según Donovan, si el Congreso no actúa "ya" para aprobar esos fondos solicitados por Obama, habrá "consecuencias reales" que afectarán a las investigaciones sobre el diagnóstico y vacunas contra el zika que se están llevando a cabo en EEUU.

"No podemos esperar", subrayó el director de la OMB al agregar que el Gobierno está tomando "todas las medidas necesarias" para "proteger al pueblo estadounidense" frente al zika.

En la misma línea, la secretaria de Salud de EEUU, Sylvia Burwell, dijo que la inacción del Congreso está "minando" la capacidad de respuesta del país ante el zika y que son necesarios fondos tanto para el control del mosquito transmisor del virus como para la investigación en laboratorios sobre diagnósticos y vacunas.

Burwell sostuvo, además, que EEUU no va a dejar de lado la lucha contra el ébola, al recordar que actualmente hay 12 casos de esa enfermedad en Guinea y Liberia.

De acuerdo con las últimas cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), hasta el 30 de marzo se habían reportado en Estados Unidos 312 casos de transmisión de zika asociados a un viaje a una de las zonas afectadas, 27 de los cuales eran mujeres embarazadas y 6 fueron transmitidos sexualmente.

Además, hay otros 352 casos confirmados en los territorios de Puerto Rico, las islas Vírgenes y la Samoa americana.

Los CDC advirtieron la semana pasada sobre la necesidad de implementar planes de acción a nivel local, estatal y federal, en especial en aquellas zonas en las que se ha registrado anteriormente presencia del mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del Zika.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus