•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó hoy a Estados Unidos incumplir su compromiso de destruir 34 toneladas de plutonio militar mediante su reconversión en combustible nuclear para uso pacífico.

"Firmamos un acuerdo y acordamos que ese material sería destruido de una manera industrial", mediante su reconversión, "para lo que había que construir industrias especiales. Y ahora anuncian que lo destruirán de otra manera, mediante su disolución y conservación", se quejó el jefe del Kremlin durante un foro mediático celebrado hoy en San Petersburgo.

La falta a este compromiso, alcanzado entre los dos países hace quince años, "será seguramente otro elemento de irritación" en las relaciones bilaterales, advirtió.

"Nuestros socios", recalcó Putin, "deben entender que en cuestiones serias, sobre todo en el ámbito de las armas nucleares, hay que estar en disposición de cumplir con los compromisos".

Putin también argumentó su negativa de participar en la Cumbre de Seguridad Nuclear celebrada la semana pasada en Washington, pese a que reconoció que el presidente estadounidense, Barack Obama, le invitó personalmente a la cita.

"Mi colega me invitó personalmente. Y no tenía nada en contra de ir, pero nuestros expertos en el ámbito nuclear y el Ministerio de Asuntos Exteriores me lo desaconsejaron. Una gran potencia nuclear como Rusia no puede participar en un evento así sin poder influir en las decisiones que se toman", señaló Putin.

Washington, agregó el líder ruso, convirtió la cumbre "en un evento casero, mientras que lo habitual es que este tipo de citas se celebren en un clima de consenso y con la posibilidad de tomar parte en la elaboración de las decisiones finales".

Expertos rusos han denunciado que la renuncia de Washington a reconvertir el plutonio en combustible de uso pacífico MOX, una mezcla de óxido de uranio y óxido de plutonio, le permite recuperar este material para su uso militar.

"El principal problema de la disolución y conservación es que no garantiza su total inutilización para uso armamentístico. Cualquier material mezclado con otro puede ser reconstruido hasta su estado inicial", escribió hace poco la prestigiosa publicación "Atominfó", especializada en información sobre energía nuclear.

Mientras, Rusia puso en marcha hace muy pocos meses dos importantes proyectos para cumplir con su parte: una planta de reconversión de plutonio en combustible MOX y un nuevo reactor de neutrones rápidos en la central nuclear de Beloyarsk (Urales), que funciona con ese combustible.

Moscú también ha avanzado en el cumplimiento de otro acuerdo firmado con Estados Unidos en 2004 para el retorno a Rusia del uranio altamente enriquecido empleado en 26 reactores de investigación construidos por la Unión Soviética en 18 países.

En 2004, Rusia y EEUU crearon el programa RRRFR (Russian Research Reactor Fuel Return) por el que Moscú se comprometió a recibir de vuelta en su territorio el combustible de 14 de los 18 países donde había construido sus reactores de uranio altamente enriquecido.

Doce años más tarde, el Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, constató que, tal y como estaba previsto, 10 de los 14 países implicados en el programa han quedado libre de uranio altamente enriquecido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus