EFE
  •   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El senador por Vermont Bernie Sanders, aspirante a la Casa Blanca, ganó ayer a su rival en la carrera por la nominación demócrata Hillary Clinton y se llevó los caucus (asambleas populares) del estado de Wyoming, según las proyecciones de los principales medios de comunicación.

Estaba en juego la pequeña cifra de 14 delegados, que se llevará de forma proporcional a los votos Sanders, quien ha encontrado en el estado de Wyoming un territorio propicio al haber ganado abrumadoramente en todos sus estados vecinos (Idaho, Utah, Colorado y Nebraska).

INSUFICIENTE

Con casi todos los votos escrutados, Sanders ganó a Clinton por una diferencia superior a diez puntos en Wyoming, un estado del centro de Estados Unidos, con poca densidad de población, con una comunidad mayoritariamente blanca y con poca presencia de las minorías hispana y negra.

La victoria de Sanders, autoproclamado socialista democrático, se traduce en un pequeño puñado de delegados para la convención del Partido Demócrata de julio, en la que se elegirá al candidato demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

No obstante, la pequeña cifra de delegados (7 de 14, según las primeras estimaciones) que se adjudicó ayer Sanders no le permitirá ni de lejos estrechar la diferencia que le separa de Clinton y asegurarse la nominación, dado que debería llegar a los 2,383 delegados y en la actualidad solo cuenta con alrededor de un millar.

La exsecretaria de Estado cuenta actualmente con más de la mitad de los 2,383 delegados necesarios para la nominación presidencial y tiene una ventaja de más de 200 sobre Sanders.

Los analistas apuntan que Wyoming, un estado profundamente republicano, votará por el candidato de ese partido sin importar si su nominado es el magnate Donald Trump.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus