•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La célula yihadista de Bruselas tenía como objetivo atentar de nuevo en Francia, pero al sentirse asediada, decidió de forma precipitada atacar en la capital belga, según los investigadores.

Estas revelaciones se producen tras una amplia operación antiterrorista y la imputación de un sospechoso clave, Mohamed Abrini, en el caso de los atentados el 13 de noviembre en París (130 muertos) y el 22 de marzo en Bruselas (32 muertos).

La fiscalía federal de Bélgica confirmó "que, a partir de varios elementos de la investigación, se deduce que el objetivo del grupo terrorista era golpear de nuevo a Francia".

Pero "al verse sorprendido por el rápido avance de la investigación (la célula) decidió finalmente y de forma urgente atentar en Bruselas".

El 22 de marzo un doble atentado suicida en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem y un kamikaze en una estación de metro en el corazón de la capital belga causaron 32 muertos y centenares de heridos.

FRANCIA AMANAZADA

Según el primer ministro francés, Manuel Valles, estas informaciones son la "prueba" de que "pesan sobre Francia amenazas muy elevadas".

A fines de marzo, un presunto yihadista, Reda Kriket, francés de 34 años, había sido inculpado en París tras una investigación sobre un proyecto de atentado "inminente", que fue desbaratado en Francia.

Los acontecimientos se han acelerado tras la detención el viernes en la comuna de Anderlecht, en Bruselas, de Abrini, belgo-marroquí de 31 años, amigo de infancia de Salah Abdeslam, otro sospechoso clave de los atentados, capturado el 18 de marzo también en Bruselas.

Abrini, que ya estaba inculpado por los atentados de noviembre en París, fue imputado este domingo por "asesinatos terroristas" en la investigación de los ataques de marzo en Bruselas.

Abrini, detenido con otros tres individuos, reconoció ser el tercer hombre del atentado en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, el llamado "hombre del sombrero", que abandonó el lugar justo antes del doble ataque suicida.

Los investigadores sospechan que Mohamed Abrini acompañó en coche a Salah Abdeslam, último sobreviviente de los comandos que atacaron París, y a su hermano Brahim - que se hizo estallar en las calles de París - el 10 y 11 de noviembre en dos viajes entre Bruselas y París, poco antes de los atentados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus