•   Hiroshima, Japón  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, afirmó hoy que "todavía es posible" reabrir las negociaciones con Corea del Norte para que éste abandone su programa nuclear, aunque señaló que ello depende de la "disposición" de Pyongyang.

Kerry se pronunció así al término de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G7 que culminó hoy en la ciudad nipona de Hiroshima, en la que los siete países más industrializados discutieron sobre las últimas provocaciones militares del régimen norcoreano, entre otros temas.

"Corea del Norte viene mostrando un comportamiento cada vez más agresivo", señaló el jefe de la diplomacia estadounidense, quien destacó que todos los miembros del G7 coinciden en señalar al país asiático "como una de las mayores amenazas para la paz y para la estabilidad mundiales".

Aún así, Kerry dejó la puerta abierta a las negociaciones con el régimen que lidera Kim Jong-un, después de las nuevas sanciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en respuesta a los últimos ensayos nuclear y de misiles de Pyongyang.

"Todo depende de que Corea del Norte esté dispuesta a iniciar estas conversaciones, y nosotros seguimos trabajando en esa dirección", señaló Kerry, quien recalcó el creciente aislamiento del régimen "juche".

"Corea del Norte supone una aberración ante la dirección en la que se mueve el mundo actualmente", dijo el secretario de estado estadounidense, que también destacó la importancia de que "Rusia, China y el resto de la comunidad internacional mostraran su rechazo conjunto al programa nuclear norcoreano".

Pekín, como principal aliado de Pyongyang, "puede desempeñar el papel más importante en este sentido", añadió.

"Nosotros seguimos ofreciendo asistencia económica y todo tipo de ayuda a cambio de reabrir las negociaciones", señaló Kerry, quien también quiso poner como ejemplo "el gran éxito" del acuerdo nuclear alcanzado con Irán.

Las discusiones a seis bandas por la desnuclearización del régimen norcoreano, en las que participan las dos Coreas, Estados Unidos, Japón, China y Rusia, permanecen estancadas desde 2008.

Pyongyang ha instado en repetidas ocasiones al reinicio de las mismas sin ningún tipo de condición previa, pero Tokio, Seúl y Washington se han negado a retomarlas hasta que el régimen norcoreano no lleve a cabo "pasos concretos" de cara a la desnuclearización.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus