•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Keiko Fujimori venció en la primera vuelta de las elecciones de Perú, pero deberá medirse en un balotaje el 5 de junio con Pedro Pablo Kuczynski, un duelo entre derecha y centroderecha que fue bien recibido por los mercados.

La hija mayor del encarcelado expresidente autócrata Alberto Fujimori (1990-2000) se halla a las puertas, por segunda vez en cinco años, de ganar unas elecciones que podrían convertirla en la primera mujer en gobernar Perú, de la mano de su partido, el derechista Fuerza Popular.

Con el 82.6% de los votos escrutados, Fujimori, de 40 años, lideraba con 39.55% contra 22.11% para Kuczynski. Relegada en un tercer lugar quedó la izquierdista Verónika Mendoza, con 18.27%, un resultado, según analistas, es difícil de remontar.

El pase a balotaje de Keiko y Kuczynski, visto con buenos ojos por los agentes económicos, hizo reaccionar a los mercados. La bolsa de valores de Lima trepó más de un 8% a media sesión y el sol, la moneda local, registraba una leve recuperación frente al dólar.

"Independientemente de quien gane, es probable que continúen con un modelo económico favorable para los negocios e inversiones", dijo la consultora de riesgo político Eurasia Group en un reporte.  "El resultado (de la segunda vuelta) debería ser bien recibido por los mercados financieros", consideró por su parte Capital Economics.

Los mercados reaccionaron negativamente la semana pasada ante el ascenso en las encuestas de Mendoza, quien prometía reformas en el modelo económico y amenazaba con desplazar a Kuczynski de la segunda vuelta.

MAYOR FUERZA POLÍTICA

El partido de la candidata más votada el domingo, Fuerza Popular, habría logrado una mayoría absoluta en el Congreso unicameral, pues pasaría de 34 bancas a 68 en un total de 130.

La agrupación Peruanos por el Kambio, de Kuczynski, obtendría solo 20, según el conteo rápido de votos realizado por Ipsos Perú.

Además, Keiko Fujimori se impuso en 17 de 26 regiones electorales en el país.

Sin embargo, una victoria suya en la segunda vuelta no está garantizada, alertan los analistas.

Es que sobre Keiko Fujimori, que a los 19 años actuó de primera dama tras la separación de sus padres, pesa todavía la herencia de su padre, que cumple condena por crímenes de lesa humanidad y corrupción en sus diez años de gobierno (1990-2000).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus