•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE.UU., Barack Obama, confía en la "durabilidad" de la democracia brasileña para superar la actual crisis política y le interesa que la economía de ese país siga siendo "fuerte", dijo ayer el portavoz de la Casa Blanca.

"Estados Unidos y el propio presidente Obama tienen confianza en la durabilidad de la democracia brasileña para superar estos desafíos", sostuvo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, al ser preguntado sobre la crisis política en el país suramericano en su rueda de prensa diaria.

Earnest recordó la valoración que hizo al respecto el propio Obama en marzo pasado durante su visita a Buenos Aires, donde aseguró que espera que Brasil resuelva su crisis política de "una manera eficaz", porque es "un gran país".

"Su democracia está suficientemente madura, su sistema legal y sus estructuras son lo suficientemente fuertes", destacó entonces Obama durante una conferencia de prensa junto al mandatario argentino, Mauricio Macri.  Earnest no entró a comentar el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) divulgado ayer, en el que el organismo augura que Brasil está encaminado a otro año de fuerte contracción y la cifra en un 3.8 %.

En su informe de "Perspectivas Económicas Globales", el FMI se refiere a que "las incertidumbres domésticas siguen restringiendo la capacidad del Gobierno (brasileño) para formular y ejecutar políticas".

Según Earnest, el tipo de "desafíos políticos" que enfrenta actualmente Brasil "no suele tener un impacto positivo" en las perspectivas económicas de un país.       

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus