AFP
  •   Quito  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 Ecuador puso el miércoles en funcionamiento la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la principal del país, que generará unos 1.500 MW de potencia para cubrir un 30% de la demanda nacional y cuya construcción fue financiada por China.

Autoridades encabezadas por el vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, pusieron oficialmente en operación cuatro de las ocho turbinas de la estratégica obra, considerada una megaconstrucción y que demandó más de 2.200 millones de dólares.

"Entregamos al Ecuador los primeros cuatro generadores de la hidroeléctrica más grande de la historia eléctrica del país", dijo el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz.

La obra, cuya construcción comenzó en 2009 entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos (este) y una de las más emblemáticas del gobierno del presidente Rafael Correa, en el poder desde 2007, permitirá a Ecuador cambiar su matriz energética e incluso pasar a ser exportador de electricidad.

Las otras cuatro turbinas (todas de 187 MW) entrarán en operación en julio próximo, y la central al 100% generará un ahorro de 600 millones de dólares al año al dejarse de producir electricidad mediante plantas térmicas y de comprar energía a Colombia. También evitará la emisión de 3,45 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) anuales.

La administración de Correa impulsa la construcción de ocho hidroeléctricas con una inversión de unos 5.000 millones de dólares, incluida Coca Codo Sinclair, a cargo de la empresa china Sinohydro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus