EFE
  •   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las nuevas cooperativas privadas gastronómicas y de servicios creadas en Cuba podrán acceder al mercado mayorista estatal para abastecerse de algunos productos, según nuevas regulaciones que entrarán en vigor el próximo 2 de mayo, informan ayer medios oficiales. 

Las nuevas medidas se dirigen solo a cooperativas del sector gastronómico y de servicios personales y técnicos, así como a antiguos establecimientos estatales que han sido arrendados a trabajadores por "cuenta propia".  Esas dos formas de gestión no estatal -que solo representan una pequeña parte de la totalidad de microempresas privadas que han surgido en la isla en los últimos años- podrán comprar productos a corporaciones mayoristas y productores estatales como Cimex, Copextel, Seisa o Acinox.  También podrán incluso solicitar "los servicios de importación asociados a su actividad fundamental de acuerdo con las condiciones existentes para ello", indican medios oficiales.  

Las cooperativas privadas y "cuentapropistas" en sistema de arrendamiento se beneficiarán de un descuento en torno al 20 por ciento en algunos productos respecto al precio que ofrece la red comercial minorista, donde se abastecían hasta ahora. 

Contra la especulación 

Uno de los objetivos de las nuevas disposiciones es evitar la especulación y el alza de precios en los productos y servicios que ofrecen esas cooperativas, derivado en parte a la imposibilidad de acceder a un mercado mayorista.  

"La especulación de precios que tanto afecta a la población deberá ir en descenso, o al menos variar en términos de protección al consumidor", refiere el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC, único).     

Desde que Cuba autorizó la creación de cooperativas privadas no agropecuarias, a finales de 2012, se han aprobado 219, la mayoría en La Habana, aunque solo 108 están en pleno funcionamiento y 111 en proceso de formación.     

Por otro lado, 3,840 antiguos establecimientos estatales han sido arrendados a trabajadores autónomos, de los que 1,652 pertenecen al sector gastronómico y 2,188 a servicios profesionales y técnicos.  La necesidad de un mercado mayorista para poder abastecerse de productos es uno de los principales reclamos del emergente sector privado que ha surgido en Cuba con el plan de reformas económicas del gobierno de Raúl Castro. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus