•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONU cerró hoy su primera ronda de entrevistas a candidatos a suceder a Ban Ki-moon al frente de la Secretaría General, un novedoso ejercicio con el que Naciones Unidas busca más transparencia y democracia a la hora de elegir a su jefe.

Durante tres días, los nueve aspirantes que se han postulado oficialmente hasta ahora han desfilado en turnos de dos horas ante los 193 Estados miembros de la organización para presentar sus ideas y convencerlos de su proyecto.

En total, los candidatos tuvieron que responder a unas 800 preguntas de países de todo el mundo y a un puñado de ellas recogidas entre la ciudadanía.

Hubo cuestiones de todo tipo, desde los planes para reformar la ONU hasta la crisis de los refugiados, pasando por conflictos como el de Siria o prioridades como el cambio climático.

"Mi impresión es (...) que nunca habíamos tenido una discusión tan franca y sustancial sobre el futuro de Naciones Unidas", aseguró hoy al término de las entrevistas el presidente de la Asamblea General, Mogens Lykketoft.

En la última jornada comparecieron el exministro de Exteriores serbio Vuk Jeremic, la ex primera ministra neozelandesa Helen Clark y el que fuera responsable de Exteriores macedonio Srgjan Kerim.

Los tres buscaron el apoyo de los Estados miembros para una carrera en la que a priori ninguno cumple con el perfil ideal.

La tradicional rotación geográfica da preferencia a Europa del este -lo que complica el camino a Clark-, mientras que más de medio centenar de países han dejado ya claro que quieren a una mujer al frente de la ONU -un obstáculo para Jeremic y Kerim-.

Clark hizo gala de su experiencia en la política nacional y, sobre todo, dentro de la propia ONU, donde dirige el Programa para el Desarrollo (PNUD), y se presentó como una persona preparada para liderar y modernizar la organización.

"La ONU necesita un líder probado que sea pragmático y efectivo. Yo he demostrado esas cualidades durante nueve años de primera ministra y siete años como administradora del PNUD", destacó.

Mientras, Jeremic ofreció reformas en el seno de Naciones Unidas, por ejemplo en las operaciones de paz, y se comprometió a implementar más de medio centenar de medidas concretas si resulta elegido.

Como otros candidatos varones, recalcó su compromiso con la igualdad de género y dijo que si él es secretario general su "número dos" debe ser una mujer.

En ese sentido, Kerim también apostó por la paridad en los niveles más altos de Naciones Unidas e hizo una clara defensa de por qué el sustituto de Ban debe salir de Europa del este.

A su juicio, sería injusto romper esa regla no escrita de la rotación geográfica -que también se aplica en muchos otros nombramientos en la ONU- y acabar con ella generaría "desconfianza" entre los Estados miembros.

De los nueve candidatos oficiales, sólo Clark y el portugués Antonio Guterres proceden de otras regiones del mundo, pero ambos cuentan con amplia experiencia en la casa y una buena reputación internacional.

El perfil, a priori ideal, de mujer de Europa del este lo cumplen la búlgara Irina Bokova, la croata Vesna Pusic y la moldava Natalia Gherman.

El grupo de aspirantes lo completan el ex presidente esloveno Danilo Turk y el ex primer ministro de Montenegro y actual responsable de Exteriores del país, Igor Luksic.

Te interesa: Comienzan inéditas audiencias para elegir al sucesor de Ban Ki-moon en la ONU

Sin embargo, se da por hecho que seguirán surgiendo nombres y la intención de la ONU es que todos ellos pasen por un proceso de audiencias similar.

Pese a la gran expectación que han despertado en Naciones Unidas estas entrevistas, aún está por ver qué efecto tendrán en la selección final.

Los 193 países de la Asamblea General son quienes eligen al jefe de la ONU, pero lo hacen a propuesta del Consejo de Seguridad, donde habitualmente las potencias con derecho a veto han impuesto en discusiones a puerta cerrada a un candidato aceptable para todas.

Para el presidente de la Asamblea, independientemente de lo que ocurra el proceso ya ha "marcado una diferencia", estableciendo "un nuevo estándar de transparencia".

A juicio de Lykketoft, aunque no es vinculante, el nuevo procedimiento "tiene todo el potencial para influir el resultado final de la selección".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus