•   Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Francisco aseguró que entiende los temores de Europa por la llegada masiva de migrantes, durante la rueda de prensa concedida a bordo del avión que lo condujo este sábado de la isla griega de Lesbos a Roma.

"Entiendo a las personas que tienen algo de temor, lo entiendo. Tenemos que ser responsables ante la acogida", reconoció el pontífice argentino al término de una conmovedora visita a la isla emblema de ese drama humanitario.

Durante su breve estadía de cinco horas Francisco saludó, abrazó y compartió con miles de migrantes y refugiados, entre ellos numerosos niños, que escapan del hambre y las guerras en Medio Oriente y Africa.

El papa, que desde Lesbos suplicó a la comunidad internacional para que encuentre una "solución digna" a lo que llamó la "peor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial", no quiso comentar con los periodistas los términos del controvertido acuerdo firmado el 20 de marzo entre la Unión Europea y Turquía para la devolución de los migrantes.

"No hago especulaciones políticas. No conozco el acuerdo", precisó.

El jefe de la iglesia católica, que estuvo siempre acompañado por los líderes ortodoxos Bartolomé y el arzobispo Jerónimo, hizo hincapié en la necesidad de integrarlos.

"La construcción de muros no es una solución (...) Debemos construir puentes, pero puentes inteligentes, con el diálogo y el trabajo", recalcó.

"Hoy en día tenemos guetos. Algunos terroristas son hijos y nietos de la misma Europa. ¿Qué pasó? Que no había una política de integración. Es que Europa debe recuperar la capacidad de integrar que siempre tuvo", dijo.

Interrogado sobre su rechazo a distinguir entre los que huyen de la violencia y los que huyen de la pobreza, como previsto por el derecho internacional, Francisco lo resumió en un solo concepto.

"Son (todos) víctimas de la explotación", afirmó al referirse a los que son explotados por la tierra, por la economía o explotados para alimentar las tensiones y con ello el tráfico de armas.

"Yo aconsejaría a esos traficantes que pasen un día en ese centro (de Moria). Creo que sería provechoso", dijo.

El papa mostró a los periodistas los dibujos que le regalaron algunos niños del centro de acogida de Moria, algunos con la paloma de la paz, otros con enormes barcos que los rescatan de un barco que se está hundiendo.

"Esta ha sido una jornada muy fuerte", confesó el papa argentino, visiblemente conmovido por su encuentro con los migrantes y refugiados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus