•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe de los Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, entregó hoy al titular del Senado, Renan Calheiros, el proceso de juicio político con fines de destitución contra la presidenta Dilma Rousseff, que fue aprobado por la Cámara baja y deberá ser ratificado por la Alta.

Cunha hizo entrega de los 36 volúmenes y once anexos del proceso a su correligionario Calheiros después de que el plenario de la Cámara de Diputados, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausencias, decidió el domingo avalar el proceso para la apertura de un juicio legislativo contra Rousseff.

Rousseff es acusada de responsabilidad en las maniobras contables que el Gobierno realizó para maquillar sus resultados en los últimos dos años.

"A partir de la autorización de la Cámara, la demora es muy mala para el país. Uno está con un medio Gobierno. Ya si el Senado autoriza (la apertura del juicio), el Gobierno va a salir y si no autoriza se va a quedar", declaró Cunha a periodistas después del encuentro con Calheiros.

Cunha y Calheiros, segundo y tercero en la línea de sucesión presidencial por presidir las dos cámaras del Congreso brasileño, pertenecen al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor formación en el Legislativo y que recientemente abandonó la base aliada de Rousseff.

En el PMDB también milita el vicepresidente Michel Temer, quien en caso de la apertura de un juicio político contra Rousseff asumiría el poder por 180 días para que la mandataria presente su defensa y, en caso de que la gobernante sea destituida, terminaría el mandato hasta el 1 de enero de 2019.

"Tenemos un medio Gobierno y para que esta parálisis no se prolongue, lo ideal es que sea hecho lo más expeditivo posible, independiente del resultado, para que la vida del país vuelva a la normalidad, de una forma o de otra", apuntó Cunha.

Calheiros, por su parte, comentó: "nosotros tenemos personas que piden para agilizar el proceso, pero nosotros no podremos agilizarlo de tal forma que parezca un atropellamiento, o alargarlo de tal forma que parezca procrastinación",

Tanto Cunha como Calheiros aparecen en la lista de cincuenta políticos investigados por el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

El titular del Senado se reunió este lunes por separado con Rousseff y con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, quien en caso de la apertura del juicio político será el encargado de presidirlo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus