•   Pedernales, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

A punto de cumplirse las 72 horas decisivas para encontrar bajo los escombros sobrevivientes del potente terremoto que deja por ahora 413 fallecidos en Ecuador, bomberos y equipos de rescate seguían este martes buscando incansablemente señales de vida en calles devastadas con olor a muerte.

Al amanecer, la emoción del rescate con vida de una mujer en un centro comercial de Tarqui, en la ciudad de Manta devolvió la esperanza a socorristas y familiares de desaparecidos que buscan impacientes a los sobrevivientes bajo los escombros que dejó el sismo de 7.8 grados.

El terremoto provocó hasta ahora 413 muertos, 231 desaparecidos, 2,658 heridos y 805 edificaciones destruidas, según el más reciente boletín oficial.

Te interesa: Pedernales, turístico balneario convertido en zona cero en Ecuador

Además, 2,959 personas han sido trasladadas a albergues, indicó la Cancillería.

El presidente Rafael Correa tiene previsto este martes recorrer centros de acopio de donaciones Manta y las zonas afectadas de Chone, San Vicente y Bahía de Caráquez.

"Reconstruimos una vez Manabí y lo volveremos a hacer. Grande es la tragedia pero más grande el valor del pueblo ecuatoriano", apuntó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Hoteles y viviendas quedaron reducidos a bloques de piedra y hierros retorcidos, de donde aún salen personas con vida gracias al trabajo sin descanso de bomberos, policías, militares y perros amaestrados que han llegado desde otras ciudades de Ecuador y países como Venezuela, Colombia, México, Chile y España.

"Son 654 rescatistas hasta el día de ayer (lunes), pienso que van a llegar más", aseguró este martes el canciller de Ecuador Guillaume Long, en una entrevista con el canal GamaTV.

Long agregó que el ministerio de Relaciones Exteriores lleva un registro de los extranjeros fallecidos en el terremoto, cuyo epicentro fue el balneario de Pedernales, un popular destino turístico de la provincia de Manabí (oeste).

"Extranjeros fallecidos hasta ahora confirmados son nueve personas, pero evidentemente con la posibilidad de que ese número suba en las próximas horas", señaló Long.

Entre los muertos hay británicos, dominicanos, colombianos, canadienses y cubanos, según el canciller.

En Portoviejo, la capital de la provincia de Manabí, de lejos la más afectada por el terremoto, el centro quedó completamente desalojado, con gran presencia de las fuerzas de seguridad para prevenir saqueos, constató la AFP.

Una reconstrucción costosa

El sismo, de más de un minuto de duración y considerado el peor en Ecuador en 40 años, devastó de sur a norte la costa del país, dejando un gran número de edificios reducidos a escombros, carreteras reventadas y edificios colapsados en zonas de alta concurrencia de turistas.

Desde entonces, ha habido más de 200 réplicas, que se espera que continúen en los próximos días en este país declarado "en estado de excepción".

Correa ha advertido que la reconstrucción será larga y costosa.

"Las pérdidas son multimillonarias. Yo calculo a grosso modo dos mil, tres mil millones de dólares, dos puntos o tres puntos del Producto Interno Bruto", declaró entrada la madrugada Correa al canal ECTV.

El gobierno ecuatoriano activó fondos de US$ 450 millones para la reconstrucción y contará con líneas de financiamiento del Banco Mundial, el Banco Interamericano (BID) y otras instituciones, así como ayuda material y humana de países como Venezuela, Colombia, España, Panamá y Perú.

"Hay buques zarpando desde Colombia, desde Tumaco, eso se va a demorar unos tres o cuatro días para llegar, pero que llegan con agua con víveres, con todo lo que se necesita para sobrevivir ya en una segunda etapa sin infraestructura o infraestructura precaria", comentó Long.

Correa pidió al país sacar lecciones de lo ocurrido, tras visitar zonas afectadas.

"De esta dolorosísima experiencia, ojalá saquemos lecciones para el futuro. Después del terremoto de Haití, se empezaron a estudiar normas de construcción mucho más fuertes, que se aplicaban ya en 2014, pero antes de eso realmente había construcciones tremendamente precarias y por eso tal vez los daños son mayores", dijo.

Asimismo, el presidente instó a los ecuatorianos a ser "más estrictos en las normas de construcción".

En una entrevista con la AFP en la noche de ayer lunes, el presidente Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que "no tendría problema" en que Ecuador renunciara a ser sede de los anunciados diálogos de paz con la guerrilla colombiana del ELN tras el sismo.

"Si yo veo que esta situación les dificulta en algo que se lleven a cabo las negociaciones allá, pues no tendría ningún problema en cambiar de sitio, pero eso sí habría que discutirlo con el presidente Correa", aseguró.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus