•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Supremo Tribunal Federal (STF) postergó este miércoles una decisión para determinar si el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) puede asumir como ministro jefe de gabinete de la presidenta Dilma Rousseff.

Un juez del STF bloqueó el mes pasado su designación, al sospechar que se trataba de un subterfugio para que el exlíder sindical y figura legendaria de la izquierda latinoamericana pudiera escapar de la justicia ordinaria, que sospecha que pudo haberse beneficiado del sistema de sobornos pagados por grandes constructoras a Petrobras mediante donaciones o trabajos en supuestas propiedades.

El máximo tribunal no fijó una nueva fecha para revisar esta causa mientras el gobierno corre a contrarreloj: Rousseff sostiene que llamó a Lula para que sus dotes de negociador ayudaran a salvarla de un juicio de destitución en el Congreso que ya fue aprobado la semana pasada por la Cámara de Diputados. Según todas las encuestas, debería ser ratificado a mediados de mayo por el Senado.

En ese caso Rousseff sería apartada del cargo a la espera de un fallo definitivo y sustituida por su vicepresidente Michel Temer.

4 de marzo

Lula es conducido por la Policía Federal a un interrogatorio forzoso, ordenado por el juez Sergio Moro, después del registro de su domicilio en Sao Paulo.

Esta operación se produce un día después de una avalancha de nuevas acusaciones de corrupción, incluyendo la confesión, revelada por la prensa, del senador oficialista Delcidio Amaral contra Lula y Rousseff, en el marco de un acuerdo de reducción de penas con la justicia.

Lula, de 70 años, se defiende con vehemencia de las acusaciones y pide a sus partidarios que salgan a las calles.

7 de marzo

Rousseff, amenazada por un juicio de destitución en el Congreso por supuesto maquillaje de las cuentas públicas, acusa a la oposición de querer anticipar las elecciones presidenciales de 2018.

10 de marzo

El Ministerio Público de Sao Paulo denuncia a Lula por ocultación de patrimonio, ya que sospecha que es dueño de un elegante apartamento en el cercano balneario de Guarujá, algo que el exmandatario niega tajantemente. Los fiscales consideran que Lula "ha violado el orden público" al llamar a sus seguidores a salir a las calles para denunciar una "persecución judicial".

11 de marzo

Rousseff invita a Lula, fundador del Partido de los Trabajadores (PT, en el poder) a integrarse al gobierno.

14 de marzo

Una juez de Sao Paulo que debía pronunciarse sobre un pedido de prisión preventiva contra Lula por presunto lavado de dinero transfiere el caso al juez Sergio Moro, que en 2014 lanzó la operación Lava Jato (lavadero de autos) sobre la red de corrupción de Petrobras.

15 de marzo

La justicia divulga confesiones del senador Delcidio Amaral, en las que acusa al ministro de educación Aloizio Mercadante de haber tratado de comprar su silencio para proteger al gobierno de Rousseff. También formula acusaciones contra Lula, Rousseff, el vicepresidente Temer y el líder de la oposición Aécio Neves (PSDB).

16 de marzo

Lula es nombrado "ministro de Estado, jefe de la Casa Civil", puesto que lo libra de la amenaza de ser detenido, dado que los ministros solo pueden responder penalmente por sus actos ante el Supremo Tribunal Federal.

Poco después, el juez Moro libera la grabación de una conversación telefónica entre Rousseff y Lula, que sugeriría que la designación de éste buscaba evitarle ir a prisión.

Manifestaciones de indignación en todo el país contra el gobierno.

17 de marzo

Lula es investido ministro, pero el juez Gilmar Mendes, del STF, suspende su designación. El gobierno apela la suspensión y Rousseff denuncia una maniobra de "golpistas".

28 de marzo

Lula a corresponsales extranjeros en Sao Paulo: el juez Moro "es una figura inteligente, competente, pero como ser humano temo que la mosca del poder haya hecho sus efectos en él".

31 de marzo

El STF asume provisionalmente las investigaciones sobre Lula, infligiendo su primera derrota al juez Moro.

7 de abril

El fiscal general Rodrigo Janot recomienda anular la designación de Lula como ministro, respaldando la tesis de que se trataba de una artimaña para escapar de la justicia ordinaria. Janot había estimado el 28 de marzo que el nombramiento de Lula era una "competencia constitucional" de Rousseff y que su bloqueo "podría causar graves daños al orden institucional". Pero, según explicó, cambió de parecer tras oír las escuchas telefónicas y analizar las confesiones del senador Amaral.

20 de abril

Plenario del STF decide postergar su decisión sobre el nombramiento ministerial de Lula, sin fijar una nueva fecha para revisar el caso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus