•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gobierno salvadoreño intensificó ayer su ofensiva contra las pandillas con el despliegue de un comando élite de 600 militares y 400 policías que se encargará de "golpear" y "desarticular" a las estructuras armadas que se resguardan en las zonas rurales del país centroamericano.

El vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz, señaló durante la presentación del comando en la capital que el objetivo principal es "golpear a los malos" que "ponen una fuerte presencia de inseguridad e inestabilidad" en las comunidades.

"Ha llegado el momento de frenar, de revertir esta escalada de violencia que se nos instaló en los últimos años en el país y que tanto sacrificio y que tanto derramamiento de sangre ha producido", sentenció.

En lo que va del año, El Salvador ha experimentado un recrudecimiento de la violencia que se ha cobrado la vida de 2,222 personas.

En fotos: Así es el comando elite que desplegó El Salvador para combatir a las pandillas

No obstante, el vicepresidente añadió que la Fuerza Especial de Reacción El Salvador (FES) actuará con la "Constitución en la mano" para respetar los derechos humanos, sin que esto signifique "ser débil, ser flojo" porque "no podemos estar de rodillas" ante los pandilleros.

"Hoy tenemos que provocar el nacimiento de una nueva esperanza y parte de esta nueva esperanza son ustedes, valientes miembros de este cuerpo, (...) el país confía en ustedes, nosotros confiamos en ustedes", señaló Ortiz.

Por aire y tierra

Ha llegado el momento de frenar, de revertir esta escalada de violencia que se nos instaló en los últimos años en el país y que tanto sacrificio y derramamiento de sangre ha producido". Óscar Ortiz, vicepresidente de El Salvador 

Según el ministro de la Defensa, David Munguía Payés, el comando élite se desplegará vía terrestre y aérea en las zonas rurales, que las autoridades evitaron detallar, porque las pandillas han migrado hacía estos lugares por el incremento de las medidas en las áreas urbanas.

"Es lógico, se da un efecto globo, porque cuando nosotros apretamos en las zonas urbanas ellos se mueven por protección a las rurales y sobre todo los cabecillas para evitar las capturas", señaló.

El jefe castrense dijo desconocer la cantidad de pandilleros que se mueven "en columnitas de miembros de pandillas fuertemente armadas" en estas zonas, principalmente del centro del país.

Agregó que "hemos encontrado vestigios de algunos campamentos provisionales" en los que estos "mareros" se estarían entrenando en estrategias militares y por eso "se van a convertir en un blanco" del FES.

De igual forma, el director de la Policía, Howard Cotto, aseguró que estos 1,000 miembros de los cuerpos de Seguridad buscarán a los 100 principales cabecillas de pandillas que se encuentran prófugos en todo el territorio salvadoreño. "No vamos a permitir que el delito siga avanzando, minando a nuestra juventud y a nuestra niñez, que siga erosionando la tranquilidad de nuestro pueblo y entorpeciendo el desarrollo económico", expuso el jefe policial.

Añadió que "nuestro éxito no está fundado en cuántas balas seamos capaces de disparar" sino "en la confianza que nue tros ciudadanos sientan" en este comando.

Más pandilleros muertos

El uniformado no quiso opinar si con el despliegue de este cuerpo especializado aumentarán los enfrentamientos armados con las pandillas.

La cifra de pandilleros caídos en tiroteos con dichas estructuras se incrementó en un 165% en comparación con el mismo período del 2015, pasando de 49 a 130.

Según Óscar Ortiz, el despliegue de esta fuerza élite es parte de las "medidas excepcionales" que impulsa el Gobierno para detener la ola de criminalidad  que cuentan con el visto bueno de todos los partidos políticos.

"Las medidas extraordinarias que ahora tenemos en marcha no solo son asumidas por una parte del Estado" ya que "para que esta acción de carácter estratégico tenga el éxito que todos esperamos, tenemos que estar juntos, unidos, en un solo bloque, en una sola dirección", sostuvo en el discurso que dirigió al comando élite.

Como parte de estas iniciativas el Ejército ha localizado a unos 1,500 reservistas, de los que 1,000 se sumarán a los 7,900 que colaboran con la Policía en labores de vigilancia, para lo que el Gobierno debe invertir más 5.8 millones de dólares.

También el Congreso someterá, hoy jueves, a votación una serie de iniciativas de la Fiscalía, que le permitirán girar órdenes de captura contra los menores de edad involucrados con las pandillas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus