•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto anunció este jueves que presentará al Congreso una iniciativa de reforma para permitir el uso medicinal y con fines de investigación científica de la marihuana y elevar a 28 gramos la portación permitida para consumo personal sin ser sancionado.

La iniciativa, de ser aprobada, permitirá "el uso de medicamentos elaborados a base de marihuana y/o sus ingredientes activos", dijo Peña durante un acto público en el que se presentaron las conclusiones de una serie de debates nacionales iniciados en enero pasado.

"Firmaré y enviaré al Congreso, concretamente al Senado, una iniciativa de reforma a la ley general de salud y al código penal federal", dijo al precisar que la iniciativa será remitida este mismo jueves.

Otro punto fundamental es que permitiría "que no se considere delito la posesión personal de 28 gramos de marihuana conforme a estándares internacionales, es decir, se dejará de criminalizar el consumo", añadió el mandatario.

Quienes se encuentren en prisión por portar cantidades menores podrían recuperar su libertad.

Esta reforma es la culminación de un proceso iniciado en 2015 con la batalla judicial de un matrimonio para que se les permitiera importar un medicamento derivado de la marihuana para su hija Grace, que padece epilepsia, y un fallo de la Suprema Corte que autorizó a integrantes del colectivo Smart el cultivo, posesión y consumo de esta planta.

El consumo de marihuana ha sido por años un tema sensible en México, azotado por la violencia ligada al narcotráfico, que ha dejado más de 100.000 muertos y desaparecidos desde 2006, cuando el gobierno lanzó un polémico operativo militar antidrogas.

Evitar injusticias

Al explicar las motivaciones de esta reforma, Peña Nieto dijo que se busca combatir dos injusticias.

"La que padecen niñas o niños o pacientes que padecen epilepsia u otros padecimientos y que no podían tener acceso a medicamentos a base de marihuana (y la que padecen) los que se les ha criminalizado por consumir marihuana y que se encuentran purgando condenas desproporcionadas", dijo.

El martes pasado, cuando intervino en la sesión especial de las Naciones Unidas sobre las drogas, Peña Nieto ya había adelantado los lineamientos de su reforma, declarándose partidario de "autorizar el uso de la marihuana con fines médicos y científicos" y colocando la prevención por encima del prohibicionismo.

Con esta reforma, se permitiría la investigación científica y otorgar el registro e importación de medicamentos de activos de esta hierba, como el THC, mientras que los que sean derivados de la cannabis serán sometidos a estrictos controles.

Reacciones encontradas

Durante la ceremonia en la que se presentó la iniciativa presidencial, Raúl Elizande, padre de Grace, la menor que padece epilepsia, se congratuló de que se haya dado el paso hacia el uso medicinal de esta hierba.

"En lo que todos estamos de acuerdo es en el uso medicinal y terapéutico de la planta y en el respeto a los derechos humanos de las personas que la consumen. Mi hija es otra persona (...). Mejoró con el tratamiento, nos ha cambiado la vida este remedio como padres de familia y lógicamente a mi hija", dijo.

En contraste, Juan Francisco Torres, un abogado que junto con otras tres personas conforma el colectivo Smart, dijo a la televisora Milenio que la iniciativa presidencial se "queda corta" porque no aborda el consumo.

"Se sube el gramaje, pero sigue habiendo el problema de la puerta trasera, no hay una parte que diga que el suministro sea lícito", comentó.

Este abogado y los otros miembros de Smart no consumen marihuana pero promovieron un recurso que llegó hasta la Suprema Corte con el objeto de entablar un debate sobre la despenalización de esta planta.

El Congreso mexicano, que ha recibido otras iniciativas en esta materia, concluye su periodo ordinario de sesiones el próximo 30 de abril.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus