•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al inicio de las elecciones primarias en Estados Unidos, hace apenas tres meses, la nominación del magnate Donald Trump era vista como una posibilidad escandalosa por los líderes republicanos, pero en la recta final existe claramente un camino abierto a esa realidad.

Trump, detestado por la dirección del partido Republicano, sabe que precisa conseguir el número de delegados suficiente para liquidar el pleito sin precisar de una negociación en la convención nacional, prevista para julio en Cleveland (Ohio), donde corre el riesgo de ser puesto a un costado.

Con 10 elecciones primarias aún por ser realizadas, Trump se encuentra ante un camino ciertamente angosto, pero evidente por delante, y en el que las claves son las consultas en los estados de Indiana y California.

El millonario conquistó hasta el momento 991 delegados y para liquidar el pleito antes de la convención precisa alcanzar el número mágico de 1,237 delegados.

Así, Trump precisa conquistar 246, aproximadamente el 50% de los 502 delegados que aún están en disputa.

En ese escenario, Indiana es una de las claves porque se trata de un estado en que el vencedor se lleva los 57 delegados en disputa. Y Trump se perfila allí como el favorito.

En tanto, California tiene un sistema diferente de atribución de delegados, pero las proyecciones señalan que Trump podría conquistar hasta 150 de los 172 delegados disponibles. A este cuadro se le debe sumar el favoritismo de Trump en Nueva Jersey, donde hay 51 delegados a ser distribuidos.

Como Trump debe dividir los votos con los otros dos aspirantes republicanos (el senador ultraconservador Ted Cruz y el moderado gobernador de Ohio, John Kasich), la tarea que tiene por delante es ciclópea, pero está lejos de ser imposible.

La matemática de la nominación 

“Si ganamos en Indiana, esto se acabó”, dijo Trump el jueves en un acto público, mostrando total confianza en poder conquistar el número suficiente de delegados para no precisar negociar en la convención republicana.

Una proyección publicada por el diario The New York Times indicó que el polémico millonario podría conseguir hasta 1,289 delegados, suficientes para garantizar la nominación.

A esta tarea matemática, Trump debe añadirle dos preocupaciones: la compleja e intrincada normativa interna entre los republicanos sobre delegados con voto comprometido o no, y el asedio por parte de Cruz a los apoyos ya conseguidos hasta ahora.

A raíz de una normativa que cambia de estado a estado, la convención republicana tendrá por lo menos 100 delegados sin compromiso de voto con cualquiera de los candidatos, aunque la expectativa es que muchos de ellos apoyen a Trump.

Además, numerosos delegados ya denunciaron el asedio por parte del personal de campaña de Cruz, sugiriéndoles que cambien su voto en la convención para evitar que Trump sea nominado como candidato del partido.-La policía tuvo que contener a los manifestantes antitrump.

Por esa razón, Trump adelantó el jueves que se propone cerrar la discusión en la convención partidaria ya en la primera ronda de votación. “No vamos a ir a la segunda, la tercera, la cuarta o la quinta ronda”, dijo.

Finalmente, resta conocer el destino de los 173 delegados conseguidos por el senador Marco Rubio, quien abandonó la campaña el mes pasado.

Una gran parte de esos delegados estará comprometida a votar por Rubio --aunque no está en disputa-- en una primera ronda de votación en la convención, pero si hay una segunda ronda por ausencia de un vencedor podrán apoyar a Trump, Cruz o Kasich.

Trump: manifestantes son “matones y criminales”

El aspirante a la candidatura presidencial republicana de EE.UU. Donald Trump calificó ayer “matones y criminales” a los manifestantes que protestaron este viernes durante su participación en la Convención del Partido Republicano de California, y a la que tuvo que acceder por la puerta de atrás. “Los protestantes en California era matones y criminales. Muchos eran profesionales. Deberían ser tratados con contundencia por las fuerzas de seguridad”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El magnate neoyorquino, que lidera con amplia ventaja las primarias republicanas para la candidatura presidencial, comentaba así las protestas ocurridas en la localidad de Burlingame, próxima a San Francisco, y en las que cientos de manifestantes se enfrentaron a la Policía.

La presencia de manifestantes hizo que Trump, que participa en la Convención del Partido Republicano de California, que tendrá lugar hasta el domingo, tuviera que acceder al hotel por la puerta trasera.

5 detenidos en protesta contra Trump

BURLINGAME/EE.UU/AFP. Al menos cinco personas fueron arrestadas el pasado viernes cerca de San Francisco, en una violenta manifestación contra el magnate Donald Trump, horas después de que otra protesta contra el aspirante republicano acabara con casi una veintena de detenidos al sur de Los Ángeles.

“Se llevaron a cabo cinco arrestos por poner resistencia a las fuerzas del orden”, dijo a la AFP un portavoz de la policía de la localidad de Burlingame, donde tuvieron lugar los incidentes. Para evitar a la multitud furiosa, el empresario decidió entrar y salir por la puerta trasera del hotel en el que dio un discurso. “No ha sido la entrada más fácil (...). Ha sido como cruzar la frontera” entre Estados Unidos y México, dijo al comenzar su discurso, una provocación dirigida a los latinos que ondeaban banderas mexicanas fuera.

“Estoy aquí porque no me gusta lo que Trump ha estado diciendo últimamente sobre los inmigrantes y los latinos”, contó a la AFP Eric López. 

  • 991 delegados ha logrado reunir Trump en las elecciones primarias del bando republicano.

“No todos somos como se piensa que somos”, agregó. Los manifestantes se enfrentaron con agresividad a la policía para poder acceder al edificio, comprobó un fotógrafo de la AFP. Un grupo llegó a subirse a varias estructuras del hotel e intentó romper algún cristal para meterse dentro. 

Policías protegidos con cascos presionaron para impedir el avance de los manifestantes, pero estos aumentaron los forcejeos y les lanzaron huevos. 

Los manifestantes también atacaron a los periodistas, a quienes les reclamaron no tomar fotografías. La muchedumbre gritó “Fuck Donald Trump” (‘Que te jodan Donald Trump’), mientras portaba pancartas con la leyenda “El miedo y el odio no son presidenciales”.

Un seguidor de Trump que se confrontó a la multitud estuvo a punto de ser linchado, pero las fuerzas de seguridad lo rescataron a tiempo.

Trump, que lidera la carrera por la nominación presidencial del Partido Republicano para los comicios de noviembre, está centrando ahora parte de su campaña en California (oeste) de cara a las primarias de junio.

Los Ángeles

La elección interna en el estado con mayor población latina del país se presenta como un reto para el magnate, dada la beligerante retórica que usa contra la comunidad hispana. 

El empresario insiste en expulsar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados y en obligar a México a construir un muro que separe ambos países, lo que ha provocado la ira de miles de ciudadanos. “La comunidad está harta de ser denigrada, deshonrada, y atacada”, dijo a la AFP el portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (Chirla, en inglés).

“Sin embargo, nuestra reacción debe ser marchar pacíficamente, como siempre lo hemos hecho, y votar en las urnas”, señaló. La presencia del empresario en California provocó la noche del jueves otra violenta protesta en Costa Mesa, una pequeña localidad situada al sur de Los Ángeles, durante la que al menos 17 personas fueron detenidas, según el diario Los Angeles Times.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus