•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El hasta ayer aspirante a la nominación del Partido Republicano para ser el candidato en las elecciones presidenciales de noviembre en EE.UU. Ted Cruz abandonó la carrera al perder en las primarias del estado de Indiana ante su principal rival, el magnate Donald Trump.

En un discurso televisado desde Indianápolis (Indiana) ante un grupo de seguidores, el senador por Texas que se había alzado durante los últimos meses en la única alternativa a Trump dentro del campo republicano, anunció su retirada, dejando solos en la carrera al magnate y al senador de Ohio, John Kasich.

"Dimos todo lo que teníamos en Indiana, pero esta noche, los votantes eligieron otro camino. Por ello, suspendemos nuestra campaña", anunció Cruz, quien apareció acompañado de su esposa Heidi y sus dos hijas y fue presentado por la también exaspirante presidencial Carly Fiorina, a quien había elegido para vicepresidenta.

"Pero no suspendo mi lucha por la libertad. No suspendo mi lucha por defender la Constitución, los valores judeocristianos que fundaron EE.UU.Nuestro movimiento continuará", aseguró el senador ante sus seguidores, que reaccionaron al anuncio de suspensión de campaña con sonoros lamentos.

Aunque Kasich todavía sigue en la contienda, la renuncia de Cruz prácticamente sirve en bandeja la nominación republicana a Trump, quien tras la amplia victoria de hoy en Indiana está a menos de 200 delegados de lograr la nominación matemática cuando todavía faltan por votar estados tan populosos como California y Nueva Jersey. EFE

”Trumpmanía”

Con la victoria de ayer martes en Indiana, Donald Trump ya tiene al alcance de las manos la nominación para las elecciones presidenciales de noviembre, a pesar del movimiento para detener su marcha.

De acuerdo a todas las proyecciones, Trump consiguió alrededor de 50% de los votos en Indiana, destrozando así las ilusiones del ultraconservador senador Ted Cruz y el moderado gobernador de Ohio, John Kasich, de frenar la 'trumpmanía'.

Se trata de una victoria mayúscula para Trump, no tanto por el importante número de delegados conseguidos en la jornada, sino por aplicar un golpe devastador en las tentativas de impedir que garantice la nominación antes de la convención partidaria, prevista para julio en Cleveland. El magnate precisa sumar 235 delegados para garantizar la candidatura presidencial a las elecciones de noviembre y evitar una difícil e impredecible negociación en la convención Republicana.

Te interesa: Gobierno paquistaní: Trump es "ignorante"

En Indiana están en juego 57 delegados: 30 son para quien gane la primaria del estado. Los 27 restantes se distribuyen en partes iguales entre los nueve condados del estado, y terminan en la bolsa del candidato más votado en cada uno de esos distritos.

¿Cerca del fin?

Cruz que renunció ayer y Kasich no tienen ninguna posibilidad matemática de ganar la carrera interna por la nominación, pero ambos mantenían la esperanza de forzar una negociación en la convención.

Las ilusiones -especialmente por parte de Cruz- se centraban en una primera ronda de votación sin un vencedor en la convención, para buscar la victoria en una ronda posterior, cuando los delegados están liberados para apoyar al candidato que escojan.

Cruz y Trump se atacaron mutuamente en un frente inusual este martes: una nota en un tabloide que vincula al padre de Cruz con el asesino de John F. Kennedy, Lee Harvey Oswald, y que el magnate mencionó en su entrevista con Fox News.

"Ese hombre es un mentiroso patológico", dijo Cruz en Evansville, Indiana. "El mayor narcisista. Absolutamente amoral", añadió.

Sander gana en Indiana; pero Hillary sigue de favorita

El senador Bernie Sanders ganó este martes las primarias del Partido Demócrata en el estado de Indiana, un triunfo que le permite mantener vivas por ahora las ilusiones a pesar de la desventaja ante Hillary Clinton.

De acuerdo con las proyecciones de redes locales de TV, Sanders derrotó a Clinton por unos siete puntos porcentuales.

Sin embargo, como los demócratas distribuyen sus delegados de forma proporcional, el resultado no altera de forma perceptible la disputa interna en el partido.

Para revertir la avasalladora marcha de Clinton hacia la nominación, Sanders precisaba vencer de forma aplastante para hacer una diferencia en el número de delegados.

La exsecretaria de Estado necesita aproximadamente 200 delegados más en su nombre para sellar la difícil -y por momentos áspera- disputa interna contra Sanders.

Clinton vs. Trump 

En este cuadro, Clinton había dejado claro el lunes, durante un acto público, que ya estaba preparándose para un enfrentamiento con el millonario Donald Trump en la segunda y decisiva fase de la campaña.-

"No podemos dejar el legado de Obama en manos de Trump", afirmó el domingo Clinton en Detroit, en un acto de la NAACP, la histórica asociación de lucha por los derechos de los afro-estadounidenses.

También: ¿Clinton y Brown?

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus