•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El próximo 30 de mayo los ministros de Exteriores de distintos países se reunirán en París, convocados por el Gobierno francés, para intentar lanzar un nuevo proceso de paz para Oriente Medio, encuentro al que no han sido invitados Israel ni Palestina.

Se trata de una reunión preliminar de la que podrían salir las bases para una conferencia de paz a celebrarse en la capital francesa a mediados de año, como parte de una iniciativa que ha despertado las discrepancias entre los principales actores del prolongado conflicto palestino-israelí.

Por un lado, Israel la rechaza al considerar que se desvía de su argumento de que las partes deben retomar el diálogo en conversaciones directas y bilaterales; mientras que el liderazgo palestino la acoge con beneplácito y ha pedido a la comunidad internacional que adopte pasos concretos para apoyar la iniciativa.

"Israel sigue sosteniendo la postura de que el mejor camino para la resolución del conflicto entre Israel y los palestinos es a través de negociaciones directas y bilaterales", señaló el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al conocerse el calendario de la ya denominada "Iniciativa Francesa" de paz.

Insistió en que "Israel está dispuesta a comenzar (negociaciones bilaterales) inmediatamente sin condiciones previas", y que "cualquier otra iniciativa diplomática aleja a los palestinos de la mesa del diálogo".

Está previsto que en la cita de finales de mayo participen representantes del Cuarteto de Oriente Medio (Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y ONU), de la Liga Árabe y del Consejo de Seguridad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus