•   Toronto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los equipos que combaten el masivo incendio forestal que ha consumido 200.000 hectáreas de bosque en el noroeste de Canadá confían en que la llegada hoy de lluvia les ayude a controlar el fuego.

Las autoridades canadienses reconocieron hoy que el incendio, que ha obligado a evacuar a unas 90.000 personas, seguirá activo durante meses a menos que las condiciones meteorológicas cambien radicalmente y la región experimente fuertes lluvias.

La lluvia empezó a caer hoy al sur de Fort McMurray, la ciudad de más de 70.000 habitantes que fue completamente desalojada el pasado martes ante el avance de las llamas, pero los bomberos también añadieron que será insuficiente para contener el incendio.



Los meteorólogos preven la entrada en las próximas horas de un frente procedente del Ártico que bajará las temperaturas en la región, que han sido inusualmente elevadas durante las últimas semanas.

Pero los meteorólogos también explicaron que el frente ártico es especialmente seco, lo que puede contribuir a la extensión del incendio.

Además, la región sigue experimentado fuertes rachas de viento, de entre 40 y 70 kilómetros por hora, que están acelerando las llamas y que pueden contribuir a la extensión del incendio durante las próximas horas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus