AFP
  •   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cubanos que partieron este martes de Panamá a México advirtieron que sus compatriotas insistirán en hacer la ruta migratoria por tierra a Estados Unidos, pese a los cierres de fronteras adoptados por varios países centroamericanos.

El gobierno panameño anunció el lunes que impedirá el paso de migrantes irregulares cubanos a su territorio desde Colombia, luego de que unos 4.000 isleños se acumularon en su frontera con Costa Rica, que desde diciembre les bloquea el paso.

En noviembre Nicaragua les había impedido pasar y por eso se habían quedado varados durante cuatro meses en Costa Rica y Panamá.

"Estoy seguro que van a seguir llegando. Tras la visita del presidente Barack Obama la gente ha perdido el miedo. Lo malo es que le darán vida al coyote (ndlr: traficante de personas)" manifestó a la AFP Guillermo Rolando, un cubano que vendía churros y guarapo en su país.

Rolando forma parte de un grupo de más de 200 cubanos que partió en la mañana de un aeropuerto de la capital panameña hacia Ciudad Juárez, en la frontera de México con Estados Unidos.

Panamá gestionó con México el traslado de 4.000 isleños en vuelos particulares cuyo costo es sufragado por los propios migrantes.

Nada los detiene

"Esa medida va a traer la pérdida de vidas humanas porque el que está dispuesto a salir lo va hacer, estén cerradas las fronteras o no", dijo a la AFP Kendry Portal, un ingeniero de sistemas oriundo de Villa Clara.

Desde hace cerca de una década, los cubanos salen de la isla en avión a Ecuador, de donde pasan por tierra a Colombia, Centroamérica y México en su ruta a Estados Unidos.

Antes del cierre de la frontera las autoridades panameñas no detenían a los migrantes, más bien daban asistencia y les otorgaban un salvoconducto para seguir su periplo por Centroamérica.

"El trayecto no es nada fácil, pero vamos a venir de todas maneras, aunque sea escondidos", añadió Maikel Basurto, un ingeniero de Camagüey.

En la travesía, los cubanos llegan a invertir más de 10.000 dólares en parte para sobornos y el pago a coyotes para que los ayuden a cruzar las zonas selváticas y montañosas y evitar los puestos fronterizos.

"Salimos de Cuba con un propósito, cumplir el sueño americano. Somos miles los que queremos salir y cuando un pueblo emigra es porque su presidente sobra. Todo en Cuba está mal", sentenció Magda López, una economista de 39 años que quiere ir a Nebraska.

Para este viaje hasta México los cubanos han pagado 805 dólares por cada boleto.

"Creo que es el pasaje sin regreso más caro de la historia desde Panamá a EEUU", bromeó Luis Ernesto Brioso antes de abordar el avión a México.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus