•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Londres alberga este jueves la primera conferencia internacional destinada a combatir la corrupción en todos los ámbitos de la vida, en la que se buscará un compromiso de los países para tomar medidas globales concretas.

El primer ministro británico, David Cameron, ha convocado esta cita en el palacete de Lancaster House, después del escándalo sobre los llamados papeles de Panamá, que sacó a la luz que ricos y famosos tenían fondos invertidos en paraísos fiscales.

A esta reunión, de un día de duración, asistirán representantes de Gobiernos, empresarios y organizaciones no gubernamentales, que abordarán medidas prácticas para combatir la corrupción.

Entre los asistentes figuran los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; de Afganistán, Ashraf Ghani, y de Nigeria, Muhammadu Buhari, pero otros países estarán representados por ministros, como el de Justicia en funciones de España, Rafael Catalá.

También se espera la presencia del presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

El Gobierno británico confía en que los asistentes firmen la primera declaración global contra la corrupción y en que haya un compromiso de los países para identificarla, además de penar a quienes faciliten o sean cómplices de casos de este tipo.

Con motivo de esta cita, Cameron afirmó esta semana que la corrupción "es la raíz de muchos problemas" y es "enemiga del progreso" puesto que frena el crecimiento económico.

El primer ministro adujo que esta lacra "perjudica la seguridad, al empujar a la gente hacia grupos extremistas", y admitió que "la lucha contra la corrupción no se ganará de la noche a la mañana".

"Llevará tiempo, coraje y determinación", sentenció.

Además de políticos, se espera la presencia de representantes de la Confederación de la Industria Británica (CBI), de grupos no gubernamentales como Transparency International, así como catedráticos y expertos en la lucha contra esta problemática.

Durante la jornada, los asistentes participarán en distintas reuniones de trabajo, en las que se abordará cómo identificar las prácticas que permiten que los responsables actúen con impunidad.

El Gobierno británico confía, además, en que los asistentes reconozcan que la corrupción perjudica los esfuerzos para combatir la pobreza, impulsar la prosperidad y derrotar el terrorismo.

También se espera que los países se comprometan a apoyar a las comunidades más perjudicadas por los casos de corrupción.

Esta reunión ha estado precedida por el escándalo de los papeles de Panamá, en el que el mismo Cameron se vio salpicado al revelarse que antes de llegar al poder en 2010 había tenido acciones en un fondo de inversión de su padre en un paraíso fiscal.

CONVERSACIÓN

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó ayer durante una conversación con la reina Isabel II captada por las cámaras de la cadena ITV que Afganistán y Nigeria son "probablemente los dos países más corruptos del mundo".

Cameron hizo ese comentario durante una conversación informal en el palacio de Buckingham en la que también participaban el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow.

Dos días antes de que se celebre en Londres una reunión contra la corrupción a la que asistirán mandatarios políticos, empresarios y entidades para el desarrollo, el jefe del Gobierno británico comentó a la reina: "Vienen al Reino Unido los líderes de algunos países increíblemente corruptos".

"Espero que paguen sus propios gastos para venir", bromea Bercow en las imágenes difundidas por el canal británico, un comentario que arranca algunas risas en el grupo.

"Sí, porque es una cumbre anticorrupción, todo debe ser transparente. No hay sesiones a puerta cerrada", responde el primer ministro, que considera que el encuentro "va a ser bastante interesante".

El arzobispo, por su parte, puntualiza las palabras de Cameron al asegurar que "este presidente en particular no es un corrupto", sin determinar si habla de Nigeria o de Afganistán.

"Lo está intentando", apostilla la reina, a lo que el arzobispo contesta: "Sí, lo está intentando con mucho empeño". Un portavoz de Downing Street, residencia y despacho oficial del primer ministro británico, afirmó que tanto el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, como el de Nigeria, Muhammadu Buhari, "hansido invitados a la reunión porque están liderando la lucha contra la corrupción en sus países".

"El Reino Unido está hombro con hombro con ellos para lograrlo", añadió ese portavoz, que subrayó que Cameron era consciente de que estaba siendo grabado cuando hizo esos comentarios.

"Las cámaras estaban muy cerca de él. Había múltiples cámaras en la sala", señaló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus