•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exvigilante voluntario George Zimmerman retiró ayer de otra subasta el arma con la que mató en 2012 al adolescente negro Trayvon Martin, en Florida (EE.UU.).

El arma había sido puesta a la venta por segunda vez el viernes en el sitio en internet de la firma United Gun Group, en donde alcanzó una puja de 65 millones de dólares, aunque no se llegó a confirmar la identidad del autor de la oferta.

  • La muerte del adolescente Trayvon Martin y la posterior absolución de George Zimmerman fue el primero de una serie de episodios que han avivado el debate nacional sobre las relaciones raciales en Estados Unidos y el uso de las armas de fuego por parte de la población civil.

Tal como informaron ayer medios estadounidenses, la venta del arma, una Ket-Tec PF-9 9 milímetros, atrajo la noche del viernes a varios “hackers”, que con falsas ofertas habrían intentado sabotear la operación en el sitio de subastas en línea.

“United Gun Group ha sido informado por George Zimmerman que él ha retirado temporalmente la subasta con el fin de retirar a falsos postores”, informó ayer la compañía en una nota de prensa, en la que añadió que el exvigilante planea volver a vender el arma “en algún momento de esta semana por una corta duración”.

SEGUNDO INTENTO

La subasta del viernes, que recibió más de un millar de pujas, era el segundo intento de Zimmerman de vender el arma, tras colocarla el miércoles en la página Gun Broker, con un precio de salida de 5,000 dólares, pero que fue retirada por la empresa al día siguiente.

“El arma a la venta es la que usé para defender mi vida y terminar con el brutal ataque de Trayvon Martin el 26 de febrero de 2012”, indicó Zimmerman, de 32 años, en la descripción del objeto que colocó en ambos sitios de subastas y en el que aseguró que la venta suponía una “oportunidad de poseer una pieza de la historia estadounidense”.

Esta semana, la familia del adolescente evitó pronunciarse sobre la venta del arma y en un comunicado aseguró que a través de la Fundación Trayvon Martin se mantenía comprometida  en su “misión de poner fin a la violencia armada sin sentido en Estados Unidos”.

El exvigilante voluntario, de madre peruana, fue absuelto en julio de 2013 de la muerte de Martin porque el jurado popular del tribunal de Sanford (Florida), donde ocurrió el suceso, aceptó la tesis de que había actuado en defensa propia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus