•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cese al fuego, ayuda humanitaria y un gobierno de transición en Siria: el secretario de estado estadounidense, John Kerry, intentará una vez más la semana próxima poner fin a la devastadora guerra en Medio Oriente, aunque la estrategia de su país resulta cada vez más cuestionada.

Kerry, cuyo país apoya a la oposición siria, apuesta desde hace meses a la colaboración entre Estados Unidos y Rusia - aliada de Damasco - para poner fin a los ataques, socorrer a millones de sirios y alcanzar una solución política entre el régimen y sus opositores.

Kerry y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, presiden el Grupo Internacional de Apoyo a Siria (GIAS), nacido en el otoño boreal de 2015 en Viena. A fines de ese año redactó una hoja de ruta para salir de la crisis. Ese esbozo de acuerdo de paz fue refrendado en diciembre por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Focalizado casi enteramente en este conflicto, Kerry inicia este fin de semana una nueva gira internacional de dos semanas. Ese grupo de 17 países y tres organizaciones internacionales --entre ellos Estados Unidos, Rusia, Arabia Saudita, Irán y la Unión Europea-- se esforzará por " consolidar el cese de las hostilidades (...), garantizar la distribución de ayuda humanitaria en todo el país y acelerar la transición política", según la diplomacia estadounidense.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus