•   Waslala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gobierno del presidente Barack Obama entró el viernes con toda su fuerza en la llamada "batalla de los baños", que sacude a Estados Unidos, emplazando a las instituciones educativas a permitir que los alumnos decidan qué baños usar.

En una carta dirigida a los distritos educativos y universidades, los departamentos de Justicia y Educación dan directrices con miras a garantizar un acceso no discriminatorio de los estudiantes transexuales a los baños.

"No hay espacio en nuestras escuelas para la discriminación de ningún tipo, incluida la discriminación contra estudiantes trangénero a causa de su sexo", dijo la fiscal general Loretta Lynch en un comunicado.

"Ningún estudiante debería sentirse rechazado en una escuela o en un campus universitario", argumentó por su parte el secretario de Educación, John King.

Los legisladores conservadores reaccionaron este viernes denunciando un "chantaje" y un abuso de poder de la Casa Blanca, acusada de autorizar a niños y niñas a ducharse juntos.

Entraron así en la intensa polémica suscitada en días pasados por una ley de Carolina del Norte que impone a las personas transgénero utilizar los baños de acuerdo con el sexo que les fue adjudicado al momento de nacer.

Esta ley fue denunciada como discriminatoria por múltiples personalidades, organizaciones de la sociedad civil y del Partido Demócrata, mientras los republicanos hasta ahora se habían mantenido al margen del debate.

Aunque los lineamientos enviados este viernes no son de cumplimiento obligatorio, los centros de estudio que discrepen de la iniciativa gubernamental podrían enfrentar eventuales demandas o ayuda federal reducida, advierte la misiva.

Menos de 1%

Según el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero, no se conoce con exactitud el número de transexuales en Estados Unidos, aunque la organización se atreve a dar una estimación: entre 0,25 y 1% de la población.

La circular pide a las instituciones actuar "rápida y eficazmente" contra cualquier acoso a un estudiante por su identidad sexual. Los centros, agregó, deben considerar a sus estudiantes de acuerdo con su identidad sexual declarada, incluso si un documento oficial menciona otro sexo.

El gobierno federal pretende desactivar cualquier tentación de copiar a Carolina del Norte (sureste), tomando en cuenta que el estado de Misisipi (sur) siguió sus pasos en abril y otras leyes similares están siendo evaluadas en regiones conservadoras como Texas (sur).

Los defensores de la posición de Carolina del Norte dan dos argumentos principales, uno religioso y otro sobre la seguridad. "Ningún hombre en los baños de mujeres", machacan en las redes sociales y en las reuniones.

El viernes, la circular de las autoridades centrales fue criticada por los republicanos como una intrusión federal sobre las prerrogativas de cada estado.

"La justicia y el Congreso deben actuar para detener este gigantesco abuso del Ejecutivo, que viola alegremente el marco constitucional", reaccionó Pat McCrory, gobernador de Carolina del Norte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus