•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, lanzó hoy un nuevo guiño a los mercados con la elección del economista del Itaú Unibanco, Ilan Goldfajn, como nuevo titular del Banco Central.

El nombramiento fue anunciado hoy por el nuevo ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, también exbanquero, que fue jefe del emisor brasileño durante el mandato del expresidente de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Goldfajn, de 50 años, será el encargado de coordinar la política monetaria y cambiaria del país, en un momento en el que Brasil se encuentra sumergido en su peor recesión desde 1930 y enfrenta una elevada inflación, que en 2015 se ubicó en 10,67 %.

El nuevo presidente del Banco Central ha sido crítico de las políticas de elevados intereses aplicadas en los últimos años para controlar el alza de los precios, uno de los principales quebraderos de cabeza de su antecesor, Alexandre Tombini, quien continuará en la administración brasileña.

Tras el anuncio, Tombini elogió en un comunicado a su sucesor, de quien dijo que es un "profesional reconocido, con larga experiencia en el sector financiero brasileño" y "amplia visión de la economía nacional e internacional".

Goldfajn se desempeñaba hasta ahora como economista jefe del Itaú Unibanco, la mayor entidad privada del país, pero conoce las entrañas del Banco Central ya que fue director de Política Económica entre 2000 y 2003.

En su condición de presidente del Banco Central, el economista tendrá "autonomía en sus decisiones", lo que, según explicó Meirelles, será formalizado en la Constitución, pero perderá el estatus de ministro que mantuvo ese cargo en los últimos diez años.

"La autonomía estará garantizada por la Constitución. Va a ganar la formalización de lo que hoy es un acuerdo verbal", señaló Meirelles en una rueda de prensa en la que presentó a una parte de su equipo económico.

Meirelles también reveló que el economista Marcelo Caetano será el nuevo secretario del área de jubilaciones y pensiones, para la que el Gobierno de Temer planea una profunda reforma que será debatida en los próximos 30 días con los sindicatos, que ya han adelantado su resistencia.

A pesar de la presión del mercado financiero, el ministro de Hacienda evitó anunciar medidas concretas hasta conocer el verdadero estado de las debilitadas cuentas públicas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus