•   Ise, Japón  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los líderes del G7 asisten hoy a la primera jornada de la cumbre de Ise-Shima, en el centro de Japón, que se dedicará a reuniones sobre economía y política de seguridad y de exteriores tras un acto de bienvenida en el simbólico santuario sintoísta de Ise.

Los mandatarios de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido llegaron entre la víspera y primera hora de hoy al exclusivo hotel en la isla de Kashiko en el que se alojan y donde se celebran las reuniones en medio de un amplio despliegue de seguridad.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, recibirá a los líderes en un acto de bienvenida a media mañana en el santuario de Ise, un paraje elegido por su "belleza única" y por representar "la esencia de la cultura y de la tradición niponas", según explicó en la víspera el portavoz nipón de Exteriores, Yasuhisa Kawamura.

A continuación, los jefes de Gobierno del Grupo de los Siete visitarán el recinto considerado uno de los lugares más sagrados de Japón, ubicado en un área boscosa de una extensión similar a la ciudad de París y cuyos orígenes se remontan dos milenio en la historia del país asiático.

Tras la visita, los líderes asistirán a un almuerzo de trabajo en el hotel Shima Kanko, en el que analizarán la actual coyuntura económica y discutirán la puesta en marcha de una estrategia coordinada para promover el crecimiento.

Durante la cumbre, el G7 aspira a adoptar una declaración que destacará la importancia de las medidas fiscales, monetarias y estructurales para reactivar la economía global, según señalaron fuentes diplomáticas.

Te interesa: Obama honrará "a todas las víctimas de la II Guerra Mundial" en Hiroshima

Este enfoque aunaría las posturas de Japón, Estados Unidos y Canadá, que defienden políticas comunes de estímulos fiscales e inversión pública para promover la demanda, y las de Reino Unido y Alemania, más partidarios de la disciplina presupuestaria y de las reformas estructurales con vistas a incrementar la competitividad.

Tanto Abe como el presidente estadounidense, Barack Obama, destacaron la voluntad del G7 de "liderar un crecimiento robusto y estable a nivel mundial ante la creciente incertidumbre económica", al término del encuentro bilateral que mantuvieron en la víspera.

El resto de reuniones del día se dedicarán a comercio internacional, para analizar la aplicación del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, en inglés) y las actuales negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Japón, así como a las áreas de política de exteriores y seguridad marítima.

En este último apartado, el G7 tiene previsto adoptar una declaración sobre la necesidad de mantener el "imperio de la ley" en el Mar de China Meridional ante la pujanza de Pekín en la zona, y en la que se condenarán acciones unilaterales o por la fuerza que alteren el orden territorial.

Sin embargo, es poco probable que el texto incluya ninguna mención concreta a China ni a sus movimientos en la zona como la construcción de islas artificiales o plataformas de misiles, sino que se instará a las partes a "la resolución pacífica" de las disputas territoriales, señalaron fuentes diplomáticas.

Asimismo, el G7 quiere dar una respuesta común a la crisis de los refugiados de Siria, a las amenazas terroristas, y al conflicto en Ucrania y a las últimas pruebas nuclear y de misiles de Corea del Norte.

La lucha contra la corrupción y la evasión fiscal, a raíz de la filtración de los "papeles de Panamá", será otro de los temas destacados de esta primera jornada de la cumbre.

Las reuniones de líderes del G7 continuarán el viernes, una jornada en la que también participarán los responsables de seis países asiáticos emergentes y de Chad -que ocupa la presidencia de turno de la Unión Africana- y que se centrará en temas de energía, cambio climático y desarrollo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus