•   Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pidió hoy a la Corte Constitucional que autorice el plebiscito propuesto por él sobre el acuerdo de paz que su Gobierno negocia con la guerrilla de las FARC, para que sea el pueblo el que tenga la última palabra.

El mandatario intervino hoy en una audiencia citada por la Corte Constitucional sobre la ley que regula el plebiscito para la refrendación del acuerdo que surja de los diálogos con las FARC que desde noviembre de 2012 se llevan a cabo en La Habana.

"Por la paz, por nuestro Estado social de derecho, por las víctimas, por el futuro de Colombia, por la ilusión posible de vivir -por fin- en un país normal, sin guerra, le pido, respetuosamente, al máximo guardián del tratado de paz que es la Constitución de 1991, que declare exequible la Ley Estatutaria del Plebiscito para la Paz", expresó el jefe de Estado.

Santos citó el artículo 22 de la Constitución, que dice que "la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento", y recordó que también con la bandera de la paz fue reelegido presidente en 2014, cuando ya estaban en marchas las negociaciones de su Gobierno con las FARC.

"El plebiscito no es nada diferente que regresar ante el pueblo que me eligió a preguntarle si considera que cumplí mis compromisos como su mandatario para lograr la paz", argumentó.

El mandatario añadió que el acuerdo que se firme con las FARC "significa, ni más ni menos, el reconocimiento por parte de un actor ilegal -que se ha mantenido en armas contra nuestras instituciones, nuestra Constitución y nuestras leyes- de la legitimidad de esas mismas instituciones, de esa Constitución y de esas leyes".

Santos dejó claro que someter el acuerdo de paz a un plebiscito popular no es para él una obligación constitucional ni legal porque la Carta Magna del país le otorga las facultades para negociar y firmar, pero insistió en que quiere que sea el pueblo quien decida si sigue adelante en el camino que ya está bastante avanzado.

Las delegaciones del Gobierno y las FARC anunciaron ayer en La Habana que ante la "dinámica positiva" que ha adquirido la negociación decidieron declararse "en sesión permanente con el propósito de llegar a acuerdos lo antes posible".

"A través del plebiscito, el pueblo colombiano se constituye en dueño, en protagonista y en beneficiario de la paz", subrayó el jefe de Estado, quien añadió que el pronunciamiento popular imprimirá "el mayor sello de legitimidad" a lo que se acuerde en la capital cubana.

En su opinión, con el plebiscito, que según anticipó hace algunas semanas espera que pueda celebrarse en septiembre próximo, el pueblo colombiano podrá determinar con su voto "si este acuerdo debe convertirse en una política de Estado".

El presidente agregó que de esta forma el pueblo decidirá de manera transparente pues hay quienes "han intentado sembrar confusión" sobre el acuerdo de paz, una referencia velada a las críticas de los opositores al proceso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus