•   Miami  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Partido Libertario, normalmente sin incidencia en la batalla electoral estadounidense, escogerá el domingo a su candidato para un comicio en el que, esta vez sí, podría marcar la diferencia.

Con muchos votantes desanimados, o al menos poco inspirados, ante una elección que se perfila entre el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, los seguidores del Partido Libertario esperan que quien resulte nominado el domingo en su convención de Orlando, Florida, pueda atraer a buena parte de los desencantados.

Gary Johnson, el ex gobernador de Nuevo México, que se espera gane la candidatura libertaria, ha tenido un impacto mayor al esperado en la últimas encuestas.

Al menos dos sondeos le otorgan dos dígitos de adhesión en una hipotética carrera en la que participe junto con Clinton y Trump.

Ese 10% tal vez no se sostenga hasta noviembre. No obstante, con Trump y Clinton cosechando grandes saldos de opinión negativa, los libertarios se sienten potenciados.

Johnson, un ex republicano, dijo a foxnews.com que el sorprendente apoyo que recibe se debe tanto al sentimiento de "ninguno de los dos" ante la oferta de los partidos mayoritarios como al crecimiento de su propia formación. Como candidato libertario en 2012, recibió 1,2 millones de votos.

Johnson dijo que el partido esperaba figurar en los 50 estados de la unión en los comicios de noviembre.

También indicó que escogería a otro ex republicano -al antiguo gobernador de Massachusetts William Weld- como su compañero de fórmula.

Ambos son considerados conservadores en materia fiscal y liberales en materia social.

Los analistas indican que un tandem Johnson-Weld podría cosechar votos entre republicanos que consideran que la candidatura de su partido fue birlada por un magnate y estrella de la telerrealidad con dudosa buena fe republicana, y entre demócratas que creen que Hillary es dura, poco confiable y sumisa ante los popes de Wall Street.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus