•   Montreal, Quebec  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las emanaciones tóxicas de gas y de partículas en los barrios más devastados por el fuego en Fort McMurray, en la provincia canadiense de Alberta (oeste), obligaron a las autoridades a aplazar el regreso de unos 9.000 habitantes.

Para la mayoría de los 100.000 evacuados de emergencia a principios de mayo de la región de Fort McMurray debido a los gigantescos incendios forestales, el regreso a sus hogares sigue programado a partir del 1 de junio hasta el 15, de forma voluntaria, indicó el lunes la primera ministra de Alberta, Rachel Notley.

En los tres barrios destruidos de 70 a 90% --Beacon Hill, Waterways y Abasand-- el retorno a las 500 casas que no se quemaron fue pospuesto, al igual que en Anzac, más al sur.

Una valla de 30 km fue levantada para cercar la zona calcinada por el fuego en Fort McMurray, en espera de que sean retirados los escombros y se habiliten los barrios.

Cerca de 9.000 personas deben entonces esperar, al igual que las que sufren problemas respiratorios. El gobierno pide a las familias con niños menores de siete años y con ancianos evitar el retorno temprano a Fort McMurray.

El hospital estará plenamente operacional recién el 21 de junio y el aeropuerto no prevé retomar los vuelos comerciales antes del 10 de junio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus