•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó ayer la Carta Democrática del organismo para Venezuela, un paso sin precedentes que abre un proceso que puede llevar a su suspensión del ente.

En un informe de 132 páginas publicado ayer, Almagro recurre al artículo 20 de la Carta para "solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016", un procedimiento que "deberá atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático" de Venezuela.

Almagro se convierte así en el primer titular de la OEA en activar la Carta a un Estado miembro contra la voluntad de su Gobierno y lo hace amparándose en el artículo 20, que autoriza al secretario general o a cualquier Estado miembro a pedir la convocatoria inmediata del Consejo Permanente cuando en un país de la organización "se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

Maduro: injerencista

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, ha pedido la "intervención" extranjera en su país al activar la Carta Democrática.

"Hoy, el señor Almagro ha presentado un documento pidiendo que se intervenga Venezuela desde el exterior y se nos aplique una entelequia llamada la Carta Democrática para abrirle las puertas a una intervención gringa en Venezuela", dijo Maduro desde un acto de masas en el palacio presidencial de Miraflores.

Rebelión 

Por otro lado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó a una "rebelión nacional" contra la aplicación de la Carta Democrática invocada este martes por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien le dijo que se meta el documento por "donde le quepa".

"La Carta Democrática la pueden poner así (...) ponerla en un tubito bien fino y darle mejor uso, señor Almagro. Métase su Carta Democrática por donde le quepa, a Venezuela se respeta y a Venezuela no se le va a aplicar ninguna carta. Llamo a la rebelión nacional frente a las amenazas internacionales", expresó Maduro ante miles de seguidores.

El mandatario acusó a la oposición de pedir, con sus gestiones en la OEA, una "intervención gringa" en Venezuela. "Han pasado más allá del limite y creen que el pueblo de Venezuela se va a intimidar", subrayó.

"La derecha internacional dio el golpe de Estado en Brasil y la OEA calló. Silencio. Ahora la OEA amenaza con intervenir el país; secretario general de la OEA: vamos a dar la batalla en la OEA y en las calles de América Latina y el Caribe", aseveró.

  • 132 páginas tiene el informe presentado por Luis Almagro, en el que recurre a la Carta Democrática.

Maduro arremetió contra el jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA) por haber pedido este martes una "sesión urgente" del Consejo Permanente para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática, un mecanismo que se activa en caso de alteración del orden constitucional.

Demandarán a la AN

Al referirse al gobierno de Estados Unidos y a Almagro, el presidente dijo sentirse honrado por los ataques del "imperio decadente y de sus títeres".

Maduro anunció que demandará judicialmente a la directiva del Parlamento de mayoría opositora por "usurpación de funciones" y "traición a la patria", luego de que la oposición lograra que la OEA decidiera tratar la crisis venezolana.

"Una demanda con recurso de amparo inmediato porque pretenden ir a pedir la intervención de Venezuela en organismos internacionales, traicionando la patria y sin tener facultades constitucionales para representar a la República", afirmó.

El gobernante socialista dijo querer "un juicio histórico que se transmita a toda la Nación" contra la directiva parlamentaria presidida por el férreo antichavista Henry Ramos Allup, quien pidió "derecho de palabra" ante el Consejo Permanente de la OEA para abordar la situación de Venezuela.

"No solo la usurpación de funciones sino por la traición a la patria en la que ha incurrido esta Asamblea Nacional. La pelea es peleando, pido el apoyo de todo el pueblo".

Ramos Allup expresó este martes cautelosa satisfacción ante la decisión de Almagro, al señalar que los Estados miembro del organismo suelen actuar con prudencia; pero advirtió que la OEA no puede "hacer la vista gorda" ante la crisis política, económica e institucional que vive el país.

  • 20 es el artículo en el que se ampara Almagro para convocar al Consejo Permanente de la OEA para aplicar la Carta Democrática.

La oposición gestiona ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) la activación de un referendo revocatorio del mandato de Maduro, pero asegura que el poder electoral está al servicio del gobierno y está demorando el proceso.

Reacciones 

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, dijo que los venezolanos deben encontrar sus propias soluciones para la crisis de ese país, al comentar la activación de la Carta Democrática de la OEA invocada por el secretario general de ese organismo, Luis Almagro. "Nosotros hemos hecho mucho énfasis en que sean los venezolanos los que encuentren sus propias soluciones, creemos en el diálogo entre venezolanos y los instrumentos que la Constitución venezolana tiene como es el caso del referendo revocatorio", manifestó la canciller a periodistas en Bogotá.

Te interesa: Universitarios venezolanos exigen soluciones a un Maduro "abierto" a dialogar

Por su parte los cancilleres de Chile, Argentina, Colombia y Uruguay hicieron pública ayer una declaración conjunta relativa a la crisis en Venezuela en la que manifestaron su apoyo "a los procedimientos constitucionales, tal como el relativo al referéndum revocatorio", para encontrar una salida a la crisis.

Varios congresistas de EE.UU., tanto demócratas como republicanos, aplaudieron ayer la decisión del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) de invocar la Carta Democrática sobre Venezuela, lo que podría llevar al país a ser suspendido del ente hemisférico.

El congresista Eliot Engel, el demócrata de mayor rango del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, aplaudió la decisión de Almagro y consideró que la OEA actúa como debe "cuando pide responsabilidades a sus Estados miembros, respeto a todos los líderes de las Américas por las instituciones democráticas".

El canciller de Costa Rica, Manuel González, dijo ayer que analizará el informe sobre la crisis venezolana presentado hoy por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, antes de emitir un criterio al respecto, pero afirmó que la postura costarricense es hacia la solución interna del conflicto.

Qué es, y cómo opera la Carta Democrática

Washington, EFE. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó ayer la Carta Democrática del organismo para Venezuela. Estas son las principales claves para entender qué es y cómo funciona la Carta Democrática de la OEA, aprobada en 2001 por unanimidad en la Asamblea General del organismo en Lima.

¿Qué es la Carta Democrática? 

Es un instrumento jurídico para la preservación de la institucionalidad democrática del que se dotaron los Estados miembros de la OEA por unanimidad hace 15 años. Tiene 28 puntos y queda recogida en un pequeño librito azul tamaño bolsillo que ha sido más visto que nunca estas últimas semanas en los pasillos de la sede de la OEA en Washington.

¿Por qué se dice que Almagro "activa" o "invoca" la Carta? 

 Almagro se ampara para actuar en el artículo 20 de la Carta, que autoriza al secretario general o a cualquier Estado miembro a pedir la convocatoria inmediata del Consejo Permanente cuando en un país de la organización "se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

Con esta "invocación" o "activación" de la Carta abre un proceso en el que serán los 34 Estados miembros quienes decidan sobre el mismo.

¿Cuáles son los pasos de ese proceso?

Almagro ha pedido convocar un Consejo entre los días 10 y 20 de junio. El Consejo, donde cada embajador tiene un voto, decidirá si existe esa "alteración" por mayoría (18).

Si considera que ese es el caso, el Consejo puede aprobar distintas medidas, entre ellas las gestiones diplomáticas para "promover la normalización de la institucionalidad democrática".

De fracasar estas, o si el caso es urgente, el Consejo puede convocar de inmediato una Asamblea General extraordinaria, para lo cual son necesarios dos tercios de los votos de los embajadores.

En esa Asamblea, que puede volver a intentar las gestiones diplomáticas, dos tercios de los cancilleres pueden suspender la pertenencia del Estado en la organización si estiman que "se ha producido la ruptura del orden democrático".

¿Entonces, la aplicación de la Carta es una decisión política? 

Sí, como indica uno de los redactores de la Carta, el actual secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, "la aplicación de la Carta Democrática es una decisión de tipo político". "Ese debate ya no es jurídico, está sujeto a una 'apreciación colectiva' de los Estados, es decir, es una decisión política", precisa.

¿Qué significa en la práctica la suspensión de un país como estado miembro de la OEA?

En la práctica, la suspensión de un Estado miembro de la organización implica que el país deja de participar en todas las actividades del ente, así como en los programas del organismo, como los de anticorrupción, seguridad y promoción de derechos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus