•   Beirut  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ejército sirio entró este sábado por primera vez desde hace casi dos años en la provincia de Raqa (norte), bastión del Estado Islámico (EI), con ayuda de Rusia, mientras que Estados Unidos apoyaba a las fuerzas iraquíes en su intento de apoderarse de Faluya.

La organización yihadista hace frente a tres ofensivas simultáneas en Siria: dos operativos en Raqa y otro en la provincia vecina de Alepo, en donde las fuerzas kurdas avanzan hacia la ciudad de Minbej, en manos del grupo extremista.

También ha perdido terreno en Irak, donde las tropas gubernamentales siguen avanzando en la región de Faluya, después de arrebatar al EI la localidad de Saqlawiya, según fuentes militares.

Estas ofensivas muestran la determinación de los rusos y de los estadounidenses, aliados a diferentes actores del conflicto sirio, de concentrar sus esfuerzos en la lucha contra el EI, responsable de crímenes en Siria e Irak  y de atentados mortíferos en varios lugares del mundo.

En la provincia septentrional de Raqa, en su ofensiva lanzada el jueves para recuperar la ciudad de Tabqa, las tropas del régimen sirio “están apoyadas por bombardeos de aviones rusos y por milicias sirias entrenadas por Moscú”, dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

“Entraron el sábado por la mañana en la provincia de Raqa por primera vez desde agosto de 2014”, cuando el grupo yihadista las expulsó de ella, precisó.

¿Coordinación ruso-estadounidense?

El principal objetivo del ejército es reconquistar la localidad de Tabqa, en el Éufrates, cerca de donde se encuentra una cárcel controlada por el EI y un aeropuerto militar.

El ejército y sus aliados entraron en la provincia de Raqa desde el sudoeste. Este sábado se encontraban a menos de 40 km de Tabqa, capturada por el EI en 2014.

El grupo ejecutó entonces a 160 soldados tras la toma del aeropuerto militar de esa localidad.

Al menos 26 yihadistas y nueve combatientes prorrégimen murieron desde el comienzo de la ofensiva el jueves.

Hace diez días, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición arabo-kurda apoyada por Estados Unidos, ya lanzaron una ofensiva en la provincia de  Raqa y también avanzan hacia Tabqa pero desde el norte.

“Parece que hubiera una coordinación no declarada entre Washington y Moscú”, afirmó Abdel Rahman.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus