EFE
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, aseguró ayer a Efe que la visita a España en julio del presidente estadounidense, Barack Obama, supone la "culminación de un proceso de normalización" de unas relaciones diplomáticas que estaban "deterioradas". García-Margallo hizo estas declaraciones ayer tras conocerse que Barack Obama visitará España entre el 9 y el 11 de julio, según informó la Casa Blanca.

Esta visita, dijo, supone "la culminación de un proceso de normalización de unas relaciones diplomáticas" que cuando el Partido Popular (centroderecha, partido del Ejecutivo en funciones) llegó al gobierno "estaban seriamente deterioradas".

El jefe de la diplomacia española recordó que en los últimos quince años España no ha recibido la visita de ningún presidente estadounidense.

El viaje del presidente estadounidense se produce diez meses después de la primera visita oficial de los reyes a Estados Unidos en septiembre de 2015 y en la recta final del mandato de Obama, pues le quedan ocho meses de presidencia. Pese a ello, fuentes diplomáticas españolas destacaron que la visita reviste gran importancia para España, pues supondrá "un balance muy positivo para los últimos cuatro años de relaciones con Estados Unidos y un espaldarazo a estas de cara a los próximos años".

Las discrepancias de Zapatero 

De los dos anclajes que la política exterior de España ha tenido entre 2012 y 2016 (la UE y EE.UU.), la relación transatlántica ha sido fundamental, porque, cuando el PP llegó al gobierno a finales de 2011, esta había sufrido "un deterioro nunca visto antes" debido a las decisiones del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, especialmente la de retirar las tropas de la guerra de Irak. "El gobierno ha hecho un gran esfuerzo para restablecer esa relación en la anterior legislatura", destacan las fuentes diplomáticas. Cinco han sido los ejes en los que España ha trabajado con Estados Unidos: intensificación de las relaciones políticas, de defensa y seguridad, económica y comercial, históricas y culturales y en términos humanos y lingüísticos.

La visita de Obama, que responde a una invitación de Felipe VI, está fijada dos semanas después de que España repita la convocatoria de elecciones legislativas y tras seis meses de gobierno en funciones. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus