•   Orlando, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La matanza perpetrada en un clubhomosexual de Orlando (EE.UU.) la madrugada del domingo por un hombre armados cobró la vida de 50 personas, treinta más de lo informado al inicio, y la cifra puede aumentar, pues algunos de los 53 heridos se encuentran en "estado crítico", informaron ayer las autoridades.       

Autoridades políticas, de la policía local y de la policía de investigaciones (FBI), responsables de un hospital, un líder de la comunidad musulmana, entre otros, ofrecieron una rueda de prensa para informar sobre la matanza que ha conmocionado a EE.UU. y especialmente a esta ciudad conocida por sus parques de atracciones.      

La Noche Latina que se celebraba en el club Pulse el pasado sábado se convirtió en un infierno a partir de las dos de la madrugada (6:00 GMT), cuando una persona armada con una pistola y un rifle de asalto empezó a disparar sobre los que estaban en este centro de diversión de la comunidad LGTB. Lo ocurrido en el club Pulse es la peor matanza de la historia de EE.UU. provocada por tiroteos masivos, según el sitio webespecializado Shootingtracker.com.

Asesino abatido 

Además de informar de las nuevas cifras de víctimas, las autoridades no dieron muchos detalles sobre la marcha de la investigación, para no perjudicarla, y sobre el presunto autor de la matanza, identificado como Omar Mateen, según confirmó el congresista Alan Grayson, que visitó el lugar de los hechos.       

Poco se sabe de Mateen, salvo que nació en 1968, era un estadounidense de origen afgano, residía en una localidad cercana a Orlando y falleció también en la discoteca Pulse.    

Mateen murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar a diestro y siniestro.       

Uno de los asistentes a la Noche Latina en Pulse que logró escapar dijo a los canales de televisión que una ráfaga de disparos duró más de lo que duró la canción que sonaba en ese momento. Otro testigo, este identificado como Christopher Hanson, explicó a medios locales que "parecía como una película de horror, totalmente irreal" y que vio "cuerpos cayendo a su alrededor mientras estaba pidiendo una bebida en el bar". El joven, que explicó que se cayó al suelo y se arrastró hasta el exterior del local, indicó que estaba disfrutando de la música latina y que estaba siendo una "gran noche", pero que en un segundo se convirtió en una "locura".

El congresista Grayson indicó que no hay evidencias de que haya otras personas o grupos relacionados con este suceso, pero que el autor eligió deliberadamente el lugar.       

El político dijo que agentes de policía se han desplazado a la casa del sospechoso para recabar información de sus computadoras, escritos y mensajes en las redes sociales.       

Homofobia 

Mir Seddique, padre de Mateen, le dijo a NBC News, que "esto no tiene nada que ver con la religión" y que él y su familia están tan conmocionados como lo está todo el país y piden disculpas. 

Seddique expresó que su hijo se puso furioso cuando vio a dos hombres besándose en Miami hace unos dos meses y opinó que eso podría haber provocado el ataque al club Pulse.

El jefe de la Policía de Orlando, John Mina, que compareció en la rueda de prensa, señaló que ahora están centrados en identificar a las víctimas y ponerse en contacto con sus familias, mientras que un representante del FBI pidió no poner en peligro la investigación.       

Emergencia médica 

Un médico del hospital donde fueron llevadas las víctimas afirmó que hay muchas personas en estado crítico y están operando a muchas de ellas, por lo que se necesita sangre para transfusiones. El médico instó a la población a hacer "ese regalo".

Los llamamientos a donar sangre inundaron las redes sociales. Uno de los que pidió donaciones fue el senador por Florida Marco Rubio, que participó en las primarias para ser el candidato republicano a la Presidencia del país y abandonó la carrera en febrero pasado.

En la discoteca Pulse, situada en el centro de Orlando, un robot para detectar y destruir explosivos inspeccionó una camioneta estacionada en el aparcamiento de la discoteca, pero no halló nada sospechoso.       

El agente especial del FBI Ron Hopper pidió a las personas que acudieron al club y lo abandonaron antes de que se iniciara el tiroteo que se pongan en contacto con las autoridades para tener más detalles de lo sucedido. Hopper aseguró que no pueden clasificar este suceso todavía como un "crimen de odio o terrorista".     Omar Mateen

La agencia federal indicó que no hay nuevas amenazas en la zona o en el país relacionadas con ese tiroteo.       

La policía no ha divulgado todavía información sobre las víctimas de la matanza, pero se da por seguro que había muchos hispanos entre el público atraídos por una "Latin Nigth. Reggaeton, Bachata, Merengue, Salsa", según rezaba el cartel de la discoteca.    

Nombres de víctimas 

Las autoridades de EE.UU. comenzaron a publicar los primeros nombres de las víctimas mortales de la matanza en la discoteca Pulse, de Orlando (centro de Florida). Edward Sotomayor Jr., Stanley Almodóvar III, Luis Omar Ocasio-Capo y Juan Ramón Guerrero fueron los primeros identificados, según el sitio de internet de la Alcaldía de Orlando. Las familias ya fueron notificadas de su muerte.

Aunque la cifra de muertos se mantiene en 50, las autoridades temen que pueda aumentar, pues muchos de los 53 heridos presentan heridas de gravedad.

"Nuestra ciudad está trabajando sin descanso para obtener la mayor información para que las familias puedan comenzar el proceso de duelo", expresa la alcaldía en su página oficial.

El gobierno local ofreció en su pagina su "sentido pésame a las víctimas de hoy (por ayer)  y sus familias", quienes esperan desde la madrugada saber la suerte de sus parientes.

Entre tanto, Equality Florida Action, que aboga por el colectivo homosexual, rechazó la matanza y comenzó una campaña para recaudar fondos para las familias de las víctimas.

La organización, que coordinará además vigilias y donaciones de sangre con otros grupos locales, abrió una página en el sitio de internet gofundme.com para ayudar con los gastos que tendrá por lo menos un centenar de familiares de víctimas de la masacre.

Recaudación 

Ya han recaudado casi medio millón de dólares. El agente especial del FBI Ron Hopper aseguró en una conferencia de prensa que aún no pueden clasificar este suceso como un "crimen de odio o terrorista", pues las investigaciones siguen abiertas.

El jefe de policía de la ciudad de Orlando, John Mina, indicó que el suceso se coloca entre los cinco más mortales en el país.

El agente, que explicó que se han recuperado del lugar de los hechos una pistola y un rifle de asalto AR-15, afirmó que todavía es pronto para saber cómo el sospechoso entró armado al club de homosexuales y cómo se inició el tiroteo.

FBI investigó dos veces a Mateen

SOSPECHOSO. El presunto autor de la matanza ocurrida en Orlando (EE.UU.) fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), por su posible vinculación con grupos terroristas. El agente del FBI Ron Hopper confirmó en rueda de prensa que el presunto autor de los disparos responde al nombre de Omar Mir Seddique Mateen, de 29 años y nacido en Nueva York, y que llamó la atención de las autoridades en 2013 por primera vez.

Según Hopper, en aquel entonces Mateen hizo "comentarios

incendiarios a sus compañeros de trabajo que dejaron entrever sus posibles lazos con terroristas", lo que llevó a las autoridades a hacer un registros de sus antecedentes, revisar cámaras de videovigilancia y entrevistarlo hasta en dos ocasiones.

El oficial confirmó que las investigaciones se cerraron por falta de pruebas y la imposibilidad de confirmar la veracidad de esos comentarios. Posteriormente, en 2014, apareció en el radar de las autoridades federales por su presunta relación con Moner Mohammad Abusalha, un terrorista con nacionalidad estadounidense que murió durante un ataque suicida en Siria. El FBI realizó una investigación y nuevamente entrevistó a Mateen, tras lo cual se determinó que "el contacto fue mínimo y no

constituyó una amenaza en ese momento", de acuerdo con Hopper. El oficial señaló que se ha registrado una llamada al número de emergencia 911, en la que Mateen declaró su lealtad a los líderes del Estado Islámico (EI) y que las autoridades federales continúan investigando sus vinculaciones con grupos de filiación islámica dentro y fuera de Estados Unidos.

Las autoridades mantienen una investigación en curso, al mismo tiempo que los familiares esperan respuestas en la puerta del hospital.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus