•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que está de acuerdo con que se inicien contactos con Estados Unidos "al más alto nivel" y listo para reponer la relación "a nivel de embajadores", al confirmar que quiere diálogo con el país norteamericano pero "con respeto" y "sin imposiciones".

"Estoy de acuerdo, que se inicien los contactos al más alto nivel de manera acelerada (...) Yo le propongo al secretario (de Estado de EE.UU.) John Kerry, vamos a designar embajadores ", dijo Maduro durante un acto en el palacio presidencial de Miraflores transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

Te interesa: EEUU pide en la OEA “referendo justo y oportuno” en Venezuela

El presidente hizo el comentario al informar del encuentro bilateral que se produjo hoy en República Dominicana entre Kerry y la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, en el marco de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra hoy y mañana en Santo Domingo.

"Fue una reunión respetuosa, donde nosotros le exigimos al Gobierno de Estado Unidos respeto a la independencia de Venezuela (...) ellos propusieron que iniciemos una nueva etapa de diálogo con nuevos canales de comunicación y un conjunto de encuentros a alto nivel de manera inmediata", comentó el gobernante.

Los detalles sobre esta reunión, dijo Maduro, se los comunicó la canciller tras el encuentro con Kerry, una reunión que se produjo a solicitud de los Estados Unidos, según el mandatario, después de las 14.00 hora de Caracas (18.00 GMT) y duró más de 40 minutos.

"Yo le dije a la canciller, aprobado, vamos a iniciar ese conjunto de encuentros a alto nivel, estoy de acuerdo", reiteró.

Asimismo, dijo que está "listo para reponer la relación a nivel de embajadores" y apuntó que "Venezuela puede inmediatamente designar embajador en Washington para demostrar que quiere diálogo", al tiempo que aclaró que ese diálogo tiene que darse "con respeto" y "sin imposiciones".

"Regularizar relaciones, porque ustedes tienen embajador en Beijing, en Vietnam y en La Habana y no tienen embajador en Caracas", agregó.

Maduro aseguró que tiene tres años proponiéndole al presidente de EE.UU., Barack Obama, que inicien una nueva etapa de relaciones de respeto "y que cese la conspiradera contra Venezuela".

"Si yo soy el que lo he propuesto, secretario de Estado John Kerry, una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, mil veces he propuesto relaciones de respeto, relaciones de diálogo, que cese la conspiradera de la embajada de Estados Unidos en Caracas y que cese el apoyo a la conspiración golpista e intervencionista de la derecha", dijo.

Kerry también anunció hoy, tras el encuentro en República Dominicana, un diálogo "inmediato" entre él, la canciller Rodríguez, y el subsecretario de su Departamento para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, que viajará primero a Caracas.

"Hemos acordado mantener un diálogo inmediatamente que funcione para ella (Rodríguez), para mí y para Tom Shannon y sea en continuación de las conversaciones que él tuvo" con Caracas, afirmó hoy Kerry después del encuentro, su primera reunión con Rodríguez.

El estado de las relaciones

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela han sido tensas desde la llegada al poder, en 1999, del ya fallecido presidente Hugo Chávez, mentor y antecesor de Maduro, y desde 2010 las legaciones diplomáticas de ambos países no cuentan con embajadores.

Esa tensión se agravó en marzo de 2015 cuando Obama lanzó un decreto en el que considera al país caribeño una amenaza "inusual y extraordinaria para la seguridad nacional", que además fue prorrogado por el Ejecutivo estadounidense al cumplirse un año de su vigencia.

Este decreto incluye sanciones a varios funcionarios venezolanos por supuestamente haber incurrido en violaciones a los derechos humanos durante la ola de protestas antigubernamentales que se desarrollaron en Venezuela entre marzo y julio de 2014 que dejaron 43 muertos, cientos de heridos y detenidos.

El documento que emitió Obama determinó que la situación en Venezuela constituye "una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU.", por lo que declaró "una emergencia nacional para lidiar con esa amenaza".

El mes pasado Maduro decretó un "Estado de Excepción y Emergencia Económica" por un período de 60 días, prorrogables por un lapso similar, para hacer frente a las supuestas amenazas de golpe de Estado que, según el gobernante, se fraguan desde Estados Unidos.

El jefe de Estado venezolano ha sostenido en sus últimos discursos que su país quiere ser llevado por agentes externos, con factores políticos internos aliados, "a una situación de violencia generalizada" que justifique una intervención militar extranjera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus