EFE
  •   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La temperatura global rompió nuevos récords en mayo, lo que convirtió la primavera en el hemisferio norte en la más cálida que se haya registrado, reveló ayer la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El calor ha sido especialmente pronunciado en el Ártico, lo que ha provocado que el periodo de deshielo este año haya comenzado muy temprano y que la cobertura de nieve en el hemisferio norte sea extremadamente reducida.

"La situación del clima en lo que va del año nos da muchas razones de alarma", manifestó el director del Programa de Investigación de Clima Global de la OMM, David Carlsson, en una rueda de prensa.

La temperatura global en la superficie terrestre en mayo ha estado 0.95 grados centígrados por encima de la media correspondiente a este mes, un salto en relación con el incremento de 0.2 grados que se reportó para el mismo mes del año pasado, según la NASA, una de las fuentes de referencia para la OMM. "El calentamiento es de casi un grado centígrado. En el pasado hablábamos de décimas, pero ahora estamos en el octavo mes en el que nos encontramos por encima o alrededor de un grado de calentamiento", dijo Carlsson.

Las temperaturas récords han sido acompañadas por episodios meteorológicos extremos, como fuertes precipitaciones en Europa y el sureste de Estados Unidos, así como el extenso y grave blanqueo de las mayores barreras de corales del mundo.

"Las excesivamente altas temperaturas, los niveles de deshielo en marzo y mayo que normalmente no se suelen observar hasta julio, las precipitaciones extraordinarias... todo esto indica que lo anormal se está convirtiendo en la nueva norma", subrayó el científico. 

Sostuvo que si bien el fenómeno El Niño --que ahora se ha disipado-- generó un aumento de temperaturas en 2015, las causas subyacentes del calentamiento global siguen siendo los gases causantes del efecto invernadero que son emitidos principalmente por las actividades industriales.

"La presencia de dióxido de carbono en la atmósfera nunca ha sido mayor", señaló.

"Todo el sistema climático está cambiando. La circulación en el hemisferio norte se está haciendo más profunda, con aire frío que viene al sur y aire caliente que sube al norte", indicó Carlsson al intentar explicar las temperaturas inusualmente bajas que persisten en amplias zonas de Europa central.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus