•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Brasil confirmó hoy 30 nuevos casos de microcefalia en recién nacidos asociados al zika, lo que eleva a 1.581 la cifra de cuadros en los que se ha establecido una relación directa entre el virus y la malformación desde el pasado mes de octubre, informaron fuentes oficiales.

Las autoridades sanitarias aún investigan otros 3.047 casos posibles de microcefalia en recién nacidos y han descartado otros 3.308 casos, de las 7.936 notificaciones recibidas, porque no se constató esta malformación en los bebés o porque no fue causada por agentes infecciosos.

Los datos fueron divulgados hoy por el Ministerio de Salud brasileño en el boletín epidemiológico que realiza semanalmente e incluye información actualizada a fecha de 11 de junio. Hasta el momento se ha corroborado en 226 casos la relación entre la microcefalia y el zika, mientras que en los restantes el vínculo entre la enfermedad y el virus todavía no ha podido ser plenamente confirmado.

La gran mayoría de los casos de microcefalia se concentra en la región nordeste de Brasil, con especial incidencia en los estados de Pernambuco y de Bahía, con 366 y 254 casos confirmados, respectivamente.

Asimismo, el informe de la cartera de salud, señala que desde octubre del año pasado se registraron 317 muertes sospechosas de estar relacionadas con esta malformación, de las cuales 73 ya fueron confirmadas. Otros 198 casos continúan bajo investigación y 46 fueron descartados.

El virus del Zika, al igual que el dengue y el del chikunguña, son transmitidos por el mosquito Aedes aegypti, que es común en la región de América Latina y el Caribe. Brasil es el país donde se han notificado más casos de microcefalia en recién nacidos supuestamente relacionados con el virus.

Esta situación ha generado una seria alarma a nivel internacional, especialmente por la próxima celebración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, lo que podría facilitar la propagación del virus en el exterior del país como consecuencia del alto número de turistas extranjeros que recibirá Brasil con motivo del evento. Sin embargo, este mismo martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) respaldó la celebración del evento deportivo y declaró como "muy bajo" el riesgo de transmisión del virus del Zika a los turistas que acudan a la cita olímpica.

Tanto la OMS como el Gobierno brasileño coinciden en subrayar que el hecho de que los Juegos se celebren en agosto, durante el invierno austral, limita el riesgo de contagio porque la población del mosquito transmisor del virus se verá reducida de manera sustancial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus