•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Justicia argentina citó ayer a declarar a 43 personas, entre ellas quien fuera ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo, Julio de Vido, y a la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en una causa que investiga presunta defraudación al Estado.

Según divulgó el Centro de Información Judicial (CIJ), el juez Marcelo Martínez de Giorgi, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 8, también llamó a declaración indagatoria a otros exaltos funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa, Cristina Fernández (2007-2015).

Además de De Vido, es el caso del exjefe del Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich y el exsecretario de Obras Públicas José López, detenido el martes reciente cuando fue sorprendido intentando ingresar millonarias sumas de dinero a un convento.

La actuación de Martínez de Giorgi se enmarca en la causa "Sueños compartidos", que indaga una supuesto fraude al Estado a través de un programa con ese nombre, dedicado a la construcción de viviendas sociales y administrado por la Fundación de las Madres de la Plaza de Mayo.

Según la resolución judicial, "las notas apuntadas permiten reconstruir una hipótesis delictiva, según la cual Sergio Mauricio y Pablo Guillermo Schoklender —también citados—, valiéndose del prestigio y trayectoria de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, habrían utilizado a la Fundación", de la cual eran apoderados.

"En connivencia (con) funcionarios públicos nacionales, provinciales y municipales, para gestionar y obtener ilegítimamente fondos de la Secretaría de Obras Públicas dependiente del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación para la construcción de viviendas sociales", añade el documento.

Destino

Parte de esos fondos "habrían detraído luego de su destino específico", con el consecuente perjuicio económico a las arcas del Estado, para lo que se contó, de acuerdo con la investigación, con la colaboración de otros  empleados "infieles" de la citada fundación y con terceras personas y empresas que utilizadas para dar "apariencia lícita a las sumas dinerarias ilegítimamente percibidas".

  • 43 exfuncionarios fueron llamados a declarar por un nuevo caso de corrupción. 

El "caso Schoklender", que estalló en 2011, desató medio centenar de demandas presentadas por trabajadores y proveedores de la fundación humanitaria en tribunales comerciales por falta de pago de sus respectivos servicios.

Además, suscitó duras críticas de la oposición hacia el Gobierno de entonces, encabezado por Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), por la supuesta falta de controles en el otorgamiento de fondos públicos de la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo. 

Escándalos "Papers"

Las dudas sobre la ética y compromiso social real de los políticos y empresarios no distingue entre partidos políticos.

Mauricio Macri, heredero de uno de los empresarios más ricos de Argentina, ganó la presidencia en noviembre de 2015, con promesa de lucha sin cuartel contra la corrupción.

Pero las investigaciones contra Báez y López descubrieron sociedades con allegados a Macri, cuyo nombre apareció además en el escándalo de los paraísos fiscales de los Panama Papers y la justicia lo investiga.

La oposición acusa al actual ministro de Energía, Juan Aranguren, de beneficiarse con el aumento de tarifas de gas como accionista del gigante petrolero Shell.

  • 9 millones de dólares llevaba el exviceministro José López, quien pretende declararse loco. 

El Banco Central sostiene que los argentinos tienen 400,000 millones de dólares fuera del país o escondidos. Macri impulsa una gran amnistía fiscal. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus