AFP
  •   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una de las dos cajas negras del Airbus A320 de EgyptAir fue hallada ayer en el Mediterráneo, casi un mes después del siniestro, y su análisis podría contribuir a esclarecer las causas de la catástrofe.

El grabador de voz "fue hallado en trozos", según un comunicado de la comisión de investigación egipcia. Pero los investigadores pudieron "recuperar la parte que contiene la memoria del aparato y que es la parte más importante del grabador", según el texto.

Esta caja negra, que funciona como un magnetófono, suele contener hasta dos horas de conversación. Incluye las voces del comandante de vuelo y del copiloto, las comunicaciones entre la cabina, el jefe de cabina y los auxiliares de vuelo e incluso los ruidos de fondo en el avión.

La fiscalía egipcia ordenó entregar la caja negra a un comité técnico "para recuperar y analizar las conversaciones", según el comunicado.

Este importante hallazgo fue posible gracias al equipo del "John Lethbridge", un barco de la compañía francesa Deep Ocean Search (DOS).

La agencia francesa de investigación y análisis para la seguridad en la aviación envió el viernes un investigador a El Cairo para ofrecer "consejo técnico en la lectura del grabador", reveló la agencia.

Solo el análisis de los registradores de vuelo puede ayudar a comprender "el encadenamiento de los hechos que condujeron a este trágico accidente", había asegurado ayer el constructor europeo Airbus en un comunicado, antes de encontrar una de las cajas.

El miércoles por la noche, la comisión de investigación había anunciado el hallazgo de restos de la cabina en el fondo del Mediterráneo.

Estos restos se localizaron gracias a las fotografías de un robot submarino en la zona del litoral egipcio donde, en la madrugada del 19 de mayo, se estrelló el avión que volaba de París a El Cairo con 66 personas a bordo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus