•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recordó a los nueve feligreses negros que murieron en el ataque contra una histórica iglesia de la comunidad afroamericana en Charleston (Carolina del Sur), un año después de registrarse la matanza, perpetrada por un racista blanco.

Durante una emotiva elegía, un ayudante de la Casa Blanca leyó un mensaje del mandatario y de la primera dama, Michelle Obama, en el que alababa "el amor sin fronteras y la firme resistencia" de la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) de Charleston, escenario de un ataque guiado supuestamente por odio racial.

Hace un año, en el mismo estadio donde se celebró la ceremonia, Obama cantó el clásico de góspel "Amazing Grace", un himno cristiano emblemático para la comunidad afroamericana y que ha sido considerado como uno de los momentos más significativos de la presidencia del primer jefe de Estado negro de Estados Unidos.

En la ceremonia, cientos de personas cantaron, bailaron, dieron palmas y mostraron fotografías de los nueve feligreses asesinados mientras leían textos sagrados.

Dylann Roof, rubio, blanco y de 22 años, perpetró el ataque supuestamente con el objetivo de iniciar una "guerra de razas" y vengarse de los negros que se estaban "apoderando" de EE.UU., según dijo en el momento del ataque.

El hombre se enfrenta a dos juicios que podrían acabar con una condena a la pena de muerte: uno en noviembre por cargos federales y otro en enero por cargos estatales de asesinato.

Los abogados de Roof han ofrecido firmar una declaración de culpabilidad si el Gobierno de Estados Unidos elimina la petición de la pena de muerte, pero la fiscal general, Loretta Lynch, ha dicho que la pena capital es necesaria por "la naturaleza del crimen y el daño causado".

La matanza despertó un debate sobre la bandera de la Confederación, símbolo de los estados del sur que defendían la esclavitud en la Guerra Civil (1861-1865) y que el supuesto autor del tiroteo veneraba hasta el punto de haberse hecho numerosas fotos con la bandera y otros símbolos racistas.

En respuesta, los legisladores de Carolina del Sur decidieron retirar la bandera confederada de su Capitolio después de más de medio siglo ondeando como símbolo del pasado, aún no completamente digerido por todos, de segregación y esclavitud en el sur de Estados Unidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus